Publicado 12/01/2022 13:25CET

Detenido un joven de 22 años como presunto autor de seis robos y hurtos en chalets, trasteros y garajes

Un agente de la Guardia Civil participante en la investigación de los robos y hurtos en chalets, trasteros y garajes
Un agente de la Guardia Civil participante en la investigación de los robos y hurtos en chalets, trasteros y garajes - GUARDIA CIVIL

SANTANDER, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha detenido a un joven de 22 años, vecino de Santander, como presunto autor de ocho delitos: seis robos y hurtos en chalets, garajes y trasteros, un allanamiento de morada y la usurpación de un inmueble.

En un comunicado, la Guardia Civil ha explicado que en octubre del pasado año comenzó una investigación por una serie de hechos delictivos en la localidad de Entrambasguas que generaron alarma entre la población por cometerse en chalets y un trastero.

En concreto, se tuvo constancia de una usurpación de un inmueble
durante varios días, un chalet utilizado por sus dueños como segunda
vivienda y que fue abandonado por la llegada de sus legítimos
propietarios.

El 24 de octubre se cometió un allanamiento de morada de otro chalet de Entrambasaguas, al que se accedió tras saltar el vallado perimetral y en el que no se sustrajo efecto alguno pero sirvió como enlace para saltar a otro chalet de donde se hurtó una bicicleta.

El mismo día, se accedió a otro chalet, sustrayendo efectos del interior de un vehículo, y se forzó un trastero de un garaje subterráneo de otra propiedad, en esta ocasión sin llegar a sustraer efecto alguno.

MÁS SUSTRACCIONES DE BICICLETAS

Mientras se investigaban estos hechos, los agentes vieron cierta similitud con un hurto y un robo con fuerza, en las localidades cercanas de La Cavada (Riotuerto) y Hoznayo (Entrambasaguas), donde se sustrajo de garajes comunitarios tres bicicletas.

En noviembre, se sustrajo de otra plaza de garaje en Carandía (Piélagos) otra bicicleta. En total se habían sustraído cinco, algunas de ellas valoradas en más de 1.000 euros.

Durante la investigación se obtuvieron diferentes indicios que apuntaban como presunto autor a un joven vecino de Santander, el cual ya contaba con antecedentes anteriores por múltiples delitos contra el patrimonio.

Los agentes encargados de la investigación sorprendieron al sospechoso en Santa Cruz de Bezana con una bicicleta, por lo que
procedieron a interesarse por su procedencia, no pudiendo acreditar éste su legal propiedad, procediéndose en ese instante a su intervención, si bien, no fue detenido al no tener pruebas suficientes.

La bicicleta intervenida resultó ser la sustraída en Carandía, lo que unido a otras pruebas conseguidas, señalaban al sospechoso como presunto autor de los hechos relatados.

Tras diferentes indagaciones para su localización, no fue hasta ayer, martes, cuando pudo ser detenido en Santander y trasladado a las
dependencias de la Guardia Civil de Camargo para instruir las diligencias.

Ya en la mañana de este miércoles el detenido es puesto a disposición del titular del Juzgado de Instrucción nº 2 de Santander. La investigación y detención fue realizada por el Área de Investigación de la Compañía de la Guardia Civil de Santander.

Contador