Publicado 11/09/2020 14:18:56 +02:00CET

Cuatro detenidos por dar heroína y cocaína a personas a cambio de robar o trabajar en obras en Cullera (Valencia)

Plantas confiscadas por la Guardia Civil
Plantas confiscadas por la Guardia Civil - GUARDIA CIVIL

VALÈNCIA, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Guardia Civil han desmantelado un supuesto punto de venta de drogas, entre ellas heroína y cocaína, en una vivienda de Cullera (Valencia) y han detenido a dos hombres y dos mujeres acusados de gestionarlo. Además, estos cuatro sospechosos presuntamente proporcionaban drogas a cambio de robos o de trabajos de obra.

Los efectivos de la Guardia Civil de Cullera, en el marco de los servicios orientados a prevenir y perseguir el tráfico de drogas, han desarrollado una operación conocida como 'Remolinaor' en la que han desarticulado este punto de venta, donde se ha intervenido "gran cantidad de sustancias estupefacientes", entre ellas heroína y cocaína, ha explicado la Benemérita en un comunicado.

Las investigaciones se remontan a principios de verano, cuando los agentes tuvieron conocimiento de que, al parecer, en una vivienda de Cullera se vendían drogas. Al mismo tiempo, la Guardia Civil detectó también un aumento en el número de delitos contra el patrimonio perpetrados presuntamente por personas "de perfil politoxicómano". Además, se encontró abandonado en la calle material usado para consumir heroína.

Los guardias civiles comenzaron a trabajar en la hipótesis de la existencia de un nuevo punto de venta de drogas, entre ellas heroína, en la localidad. Durante las pesquisas, detectaron el supuesto punto de venta en una vivienda a la que, de manera constante, acudían personas para, según las sospechas, comprar heroína y cocaína. Con todo ello, los investigadores iniciaron la operación 'Remolinaor'.

Durante la operación, los agentes comprobaron que las personas que supuestamente se encargaban de este punto de venta utilizaban un entramado familiar para impedir a los agentes progresar en la investigación.

REGISTROS

Finalmente, el pasado 31 de agosto, los guardias civiles realizaron cuatro entradas y registros en viviendas diferentes que al parecer se utilizaban para perpetrar los delitos y arrestaron a cinco personas.

Los agentes se incautaron de aproximadamente 60 gramos de cocaína, 30 gramos de heroína, unas cien plantas de marihuana, cerca de 6.000 euros en metálico y dos vehículos.

UTILIZABAN A SUS USUARIOS PARA ROBOS Y OBRAS

Además, a raíz de la investigación, los agentes averiguron que los sospechosos presuntamente utilizaban a personas politoxicómanas para realizar hurtos o robos de objetos que fueron encontrados en los registros, como picas de baño, inodoros y espejos.

Del mismo modo, al parecer también los utilizaban para realizar trabajos de obra y remuneraban estos trabajos con drogas. Por ello, se les atribuye un presunto delito contra los derechos de los trabajadores.

Los agentes identificaron a los moradores de la vivienda y constataron que al parecer el domicilio era utilizado como punto de venta de drogas y "con un gran número de "clientes".

Como consecuencia de la operación, los efectivos del Puesto del Puesto Principal de Cullera, Compañía de Sueca y agentes de la Usecia han detenido a dos varones y dos mujeres de entre 29 y 66 años, por los presuntos delitos de tráfico de drogas, receptación, contra el patrimonio y contra el derecho de los trabajadores.

De este modo, la Guardia Civil da por desmantelado un "importante" punto de venta de droga en Cullera. Las diligencias se han entregado en el Juzgado de 1º Instancia e Instrucción nº 5 de Sueca.

Contador