Actualizado 17/02/2021 11:47 CET

Detenido un hombre por dañar ocho vehículos y causar cuatro incendios mientras paseaba a sus perros en Sant Vicent

Uno de los incendios provocados
Uno de los incendios provocados - GUARDIA CIVIL

ALICANTE, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Guardia Civil han detenido a un hombre acusado de dañar ocho vehículos estacionados en un polígono industrial y provocar cuatro incendios mientras paseaba a sus perros en la localidad alicantina de Sant Vicent del Raspeig, según ha informado el instituto armado en un comunicado.

En el momento de la detención, el ahora detenido llevaba dos velas en los bolsillos y una mochila con varias telas, maderas y un par de mecheros. Al arrestado, de 47 años, se le considera presunto autor de ocho delitos de daños en vehículos y cuatro delitos de incendio: uno en dos contenedores que resultaron quemados y otros tres en zonas descampadas en la localidad.

A principios del mes de febrero se registró cuando en el cuartel de la Guardia Civil de San Vicente del Raspeig la denuncia del propietario de un vehículo, que había sufrido daños provocados con un objeto contundente en la luna de su turismo.

A raíz de la denuncia, los agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de San Vicente del Raspeig, encargados de las averiguaciones, constataron que un total de nueve vehículos habían sufrido la rotura de las lunas mientras estaban estacionados en un polígono de la localidad. Así mismo, en las inmediaciones de esa zona había tenido lugar un incendio originado en dos contenedores.

Durante la mañana del 12 de febrero, los investigadores recibieron aviso de tres posibles incendios en varias zonas próximas a la localidad con escasa vegetación. Hasta uno de ellos tuvieron que desplazarse varias dotaciones de bomberos para controlar el fuego originado ya que estaba muy cerca de unas instalaciones deportivas, aunque fue extinguido rápidamente.

Los investigadores recabaron gran cantidad de pruebas, si bien resultó "fundamental" la intervención de un agente de la Guardia Civil fuera de servicio, que vio cómo el presunto autor de los hechos, que iba paseando por la calle con un perro, rompió la luna de un vehículo tras golpearla con un objeto.

El agente alertó a la Guardia Civil, facilitó una descripción detallada de la ropa y aspecto del sospechoso así como la dirección en la que se había marchado.

Con toda la información obtenida, los agentes llevaron a cabo el visionado de diferentes cámaras y lograron identificar "sin ningún género de dudas" a un hombre, con un amplio historial de antecedentes por delitos contra el patrimonio y el orden socioeconómico y que coincidía "exactamente" con la descripción que el agente había relatado en su declaración.

ACTUABA "DE MANERA IMPROVISADA"

Los agentes constataron que el autor no tenía un 'modus operandi' definido sino que actuaba "de manera improvisada". Para no levantar sospechas, aprovechaba el momento de pasear a sus perros para romper las lunas de los vehículos que encontraba a su paso con ladrillos, piedras e incluso adoquines.

Así mismo, los agentes corroboraron que los productos que presuntamente usó para provocar los incendios, como el disolvente, habían sido adquiridos en un supermercado de las inmediaciones, momentos antes de producirse.

Una vez que los investigadores tuvieron plenamente identificado y localizado al sospechoso procedieron a su detención. En ese momento, portaba una mochila con restos de plantas, trozos de tela, algunos de ellos ya quemados, varios trozos de madera y dos mecheros. En los bolsillos además llevaba dos velas sin utilizar.

Tras ser puesto a disposición del Juzgado número 3 de San Vicente del Raspeig se ha decretado su internamiento en una Unidad de Psiquiatría para la valoración de su estado de salud mental.