Las comercializadoras eléctricas independientes 'captan' ya a 1 de cada 5 clientes que cambian de compañía

Publicado 22/07/2018 10:59:32CET

MADRID, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las comercializadoras independientes 'captaron' a uno de cada cinco clientes que cambiaron de compañía en el primer trimestre de este año, consolidando así la 'batalla' en el negocio de la luz en España.

En concreto, estas comercializadoras, que ascienden a un total de más de dos centenares, aunque apenas unas decenas de ellas tienen actividad, consiguieron pasar a integrar en sus listas a casi 196.000 de los más de 876.000 consumidores que optaron por cambiar de compañía en los tres primeros meses de 2018, según datos internos de una eléctrica independiente a los que ha tenido acceso Europa Press.

Estas cifras arrojan así que más del 22% de los clientes que cambiaron de compañía en el mercado liberalizado el segmento de baja tensión -doméstico y pymes- en ese periodo optaron por una de estas empresas.

El negocio de comercialización eléctrica para clientes domésticos fue liberalizado en 2003, aunque hasta 2014 apenas se habían registrado movimientos destacables en este sentido, con prácticamente la totalidad de la 'bolsa' de clientes en manos de las 'grandes' eléctricas (Endesa, Iberdrola, Naturgy, EDP y Viesgo).

En España hay más de 29 millones de puntos de suministro de electricidad, de los que más del 60% corresponden al mercado libre, que ha ido ganando cuota en los últimos años a pasos agigantados al regulado.

Así, en los últimos cuatro años, las eléctricas independientes han elevado su cuota en el mercado de baja tensión del 6% hasta alcanzar el 9,6% a cierre del pasado mes de marzo, superando los 1,7 millones de clientes.

Las comercializadoras independientes que más están creciendo o que están protagonizando el cambio son compañías como Fenie, Holaluz, Gesternova, Audax, Alcanzia, Aldro o Factorenergía.

'GUERRA' COMERCIAL.

La 'guerra' comercial en el sector energético se ha ampliado más incluso con la irrupción en los últimos tiempos de petroleras como Cepsa, Repsol o Galp, que ya han entrado o han anunciado su irrupción en el mercado de luz y gas.

En el caso de Cepsa, ya se lanzó el pasado mes de enero con Cepsa Hogar a la comercialización de luz y gas residencial, mientras que Repsol adquirió a finales del mes de junio activos de generación a Viesgo, así como su comercializadora de luz y gas, con una cartera de cerca de 750.000 clientes.

En el caso de Galp, selló en marzo un acuerdo estratégico con la comercializadora independiente Podo, fundada por los empresarios Eugenio Galdón y Joaquín Coronado, para entrar en su accionariado con una participación del 25% y convertirse en suministrador a largo plazo de gas.

Esta alianza permite así a la comercializadora independiente ofrecer un producto combinado de electricidad y gas, un paso natural en su plan de negocio para seguir creciendo mediante el acceso a una mayor base de clientes potenciales y una oferta más completa.