Economía/Energía.- El Gobierno recorta en 100 millones el bono social y en otros 150 millones los costes eléctricos

Electricidad, Energía
EUROPA PRESS
Actualizado 13/07/2012 21:22:05 CET

La medida de ayuda a consumidores desprotegidos se reduce a una tercera parte

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Ministros ha aprobado un recorte de cerca de 100 millones de euros en la partida destinada al bono social, así como otro de 150 millones de euros relacionado con otros costes eléctricos como la retribución al transporte o las actividades extrapeninsulares, indicaron a Europa Press en fuentes del sector.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha anunciado tras el Consejo de Ministros que el Gobierno ha incluido algunas medidas sobre el sector eléctrico en el real decreto ley aprobado este viernes para la mejora de la competitividad, pero no ha detallado su contenido. Además, ha anunciado que la reforma energética para acabar con el déficit de tarifa se aprobará a finales de mes.

El cambio referido al bono social, que aparecerá publicado mañana en el BOE, indican las fuentes, conlleva un recorte cercano a los 100 millones de euros para una medida cuya cuantía anual rondaba los 150 millones de euros, de modo que el ajuste supone reducir a una tercera parte esta partida.

Además, establece que sea la tarifa eléctrica, esto es, los propios consumidores, y no las cinco grandes eléctricas (Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, HC y E.ON), la que financie el bono social. De esta forma, se traslada una sentencia del Tribunal Supremo en la que consideraba discriminatorio que estas empresas y no otras tengan que financiar el bono social.

Este bono supone, al menos en la formulación actual, una congelación de la tarifa eléctrica para familias con todos los miembros en paro, los beneficiarios de pensiones mínimas, usuarios de la tarifa social y familias numerosas.

Por otro lado, el Gobierno ha aprobado un recorte de 50 millones de euros en la retribución al transporte de electricidad y otro recorte de 100 millones de euros en los costes extrapeninsulares, que cubren el servicio eléctrico en Baleares, Canarias, Ceuta y Melilla.