Economía/Energía.- Sedigás pide al Senado aligerar la fiscalidad del gas para que el sector "no pague los platos rotos"

Actualizado 19/11/2012 14:28:11 CET
Depósitos de gas
EUROPA PRESS

MADRID, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Española del Gas (Sedigás) se encuentra "muy preocupada" con los efectos sobre el sector gasista relacionados con la nueva ley de medidas fiscales para la sostenibilidad del sistema energético y reclama al Senado que introduzca modificaciones al proyecto para evitar que el gas "pague los platos rotos de los demás".

En un encuentro con periodistas, la secretaria general de la asociación, Marta Margarit, aseguró que el sector del gas aportará el 24% de la recaudación asociada a los nuevos impuestos eléctricos, pese a ser una tecnología "fundamental" para la estabilidad del sistema eléctrico.

En concreto, citó el nuevo impuesto del 6% a la producción eléctrica, el 'céntimo verde' equivalente a cerca del 7% del precio del producto y la obligatoriedad a partir de 2013 de comprar los derechos de emisión de CO2 como las nuevas cargas que deberá soportar el sector y que pueden provocar no solo cierres de ciclos combinados de gas, sino también de instalaciones de cogeneración.

Por este motivo, Sedigás reclama al Senado, donde se encuentra ahora el proyecto de ley, que apruebe un mantenimiento de la exención al gas para la generación de electricidad y una limitación del nuevo 'céntimo verde' al máximo de lo permitido por las directrices comunitarias.

En el caso de los ciclos combinados de gas, explicó Margarit, su situación ya es "crítica", de modo que la nueva ley "pondrá en riesgo de cierre alguna instalación y también pondrá en peligro la estabilidad del sistema eléctrico".

Estas instalaciones, que reciben una compensación vía pagos por capacidadad por participar en el sistema eléctrico cuando se las necesita, operan en la actualidad a un 17% de su capacidad, cuando el "punto de equilibrio" para ser rentables es del 50%.

"Poner una tasa doble les saca del mercado y supone una desventaja con respecto a otros competidores. Supone romper el equilibrio de mercado", señaló la secretaria general de Sedigás.

En cuanto a las instalaciones industriales que utilizan la cogeneración, Margarit recordó que cada quince años renuevan sus permisos y que, con la nueva fiscalidad al gas, es probable que en 2015 "muchas anuncien que los números no van a salir".

Por su parte, el sector industrial no solo sufrirá la "rebaja de competitividad" asociada al encarecimiento de la actividad de cogeneración, sino que deberá afrontar una subida de costes relacionada con el nuevo 'céntimo verde' del gas, señaló.

La asociación considera además que la nueva ley "no tiene nada de reforma" y supone un "parche recaudatorio". "Es un problema eléctrico y el resto de energías no tenemos que pagar los platos rotos de los demás", señaló Margarit.

CAÍDA DE LA DEMANDA EN 2012.

Sedigás también advierte de que la nueva fiscalidad sobre el gas provocará un descenso de la demanda a partir de 2013 y, con ello, unos menores ingresos para el sistema, lo que complicará la resolución del problema del déficit de tarifa. Para 2012, el consumo de gas podría caer un 4%, indicó Margarit.

"El resultado es un menor consumo de gas y una caída de ingresos", lamentó Margarit, en alusión a la posibilidad de que ni siquiera estas medidas sea eficaces para acabar con el problema del déficit de tarifa. Además, los consumidores domésticos de gas deberán sufragar el sistema eléctrico y sufrir un encarecimiento de su tarifa de entre el 3% y el 4% relacionada con el nuevo 'céntimo verde', señaló.

HABLANDO "CON TODOS".

Sedigás confía en que, una vez aprobada la nueva fiscalidad eléctrica en el Congreso con algunas enmiendas para garantizar que la recaudación energética se destina a aliviar el déficit de tarifa, el paso de la norma por el Senado sirva para que los diferentes sectores afectados puedan lograr alguna mejora.

Por este motivo, la asociación se encuentra hablando "con todos", esto es, con los senadores, con La Moncloa y con los ministerios de Hacienda e Industria, señaló Margarit. "Ahora toca atender las demandas del sector", afirmó.

La secretaria general de Sedigás consideró además que el sistema gasista ya no necesita "grandes infraestructuras" más allá de la actual planificación y mostró su confianza en que la tarifa de gas no sea deficitaria durante el presente ejercicio.