Actualizado 08/02/2011 18:17 CET

Economía/Energía- Zapatero rechaza la propuesta de CiU de suavizar el recorte fotovoltaico cambiando la forma de cómputo

Fotovoltaica
AYUNTAMIENTO MALLPARTIDA DE CÁCERES

MADRID, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se ha mostrado en contra de aceptar una nueva enmienda aún "viva" de CiU en el Senado en la que se modifica la forma de computar el recorte de primas a la fotovoltaica, ya que este cambio, señaló, provocaría un aumento del 15% en la producción solar y dejaría sin efecto las medidas de austeridad.

En su intervención en la Cámara Alta en respuesta a una pregunta del senador de CiU Jordi Vilajoana i Rovira, Zapatero ha considerado que las enmiendas a la Ley de Economía Sostenible para suavizar el recorte fotovoltaico del real decreto ley 14/2010 suponen un "avance" que se sitúa "en el límite del equilibrio que se busca".

Por este motivo, dijo que su grupo "agotará todas las posibilidades para llegar a un acuerdo" con CiU sobre la fotovoltaica, pero rechazó la propuesta de que en el recorte de horas con derecho a prima se compute la potencia 'pico', en vez de la 'nominal'. "Esta enmienda significaría aumentar un 15% la capacidad de producción, lo que anularía el efecto deseado de la reforma", señaló.

El Senado ya ha aprobado varias enmiendas para suavizar el recorte "sin que se ponga en riesgo la estabilidad del conjunto del sistema eléctrico", señaló Zapatero, quien citó, entre otros cambios introducidos, la ampliación a 30 años en el periodo de cobro de primas o la posibilidad de que las empresas puedan acceder a líneas del ICO.

SIN "PARANGÓN".

Por otro lado, el presidente del Gobierno reconoció que "lo que ha sucedido con la fotovoltaica en España no tiene parangón en la Unión Europea", ya que "el desequilibrio y crecimiento exponencial han sido espectaculares".

En este sentido, defendió las medidas de recorte de primas a la fotovoltaica porque el coste del sector "se estaba desbordando", al tiempo que había un "desequilibrio" entre este impacto económico y "la aportación de esta energía" al conjunto de la producción.

"Este desequilibrio podría tener algún que otro paralelismo con algún otro sector que hemos tenido en la economía, con burbujas de gran impacto", por lo que "se debe hacer este ajuste, para la reducción del déficit de tarifa y para que la fotovoltaica aporte su parte al esfuerzo general".

UN "ÚLTIMO ESFUERZO" DE 200 MILLONES.

Por su parte, Vilajoana pidió a Zapatero que haga "un último esfuerzo" y que acepte computar la potencia 'pico' a la hora de aplicar los recortes a la fotovoltaica. Esta medida, dijo, tendrá un coste de 200 millones, pero "a cambio el sector estaría dispuesto a sentarse" y "se daría seguriad jurídica, lo que en estos momentos es muy importante".

El senador también se mostró favorable a que en dos meses haya un acuerdo entre el Gobierno, el Parlamento, la patronal y los sindicatos para diseñar el 'mix' energético hasta 2035, pero lamentó que el Ejecutivo haya ido "tomando decisiones por decreto ley en el ámbito de las renovables".