Zapatero admite que España tendrá que triplicar las energías renovables para alcanzar los objetivos de UE en 2020

Actualizado 17/03/2007 17:27:01 CET

MADRID, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, admitió el pasado miércoles que los objetivos que se fijó el Consejo Europeo la pasada semana para la reducción de los gases de efecto invernadero y el uso de energías renovables "son ambiciosos", y que España se verá obligada a "triplicar" antes de 2020 el porcentaje actual que representan las renovables en la producción energética.

Zapatero, que compareció ante el Congreso para explicar los resultados del Consejo Europeo, dijo que éste "ha tenido resultados muy positivos para Europa y para España", sobre todo porque, además de dar "un impulso político importante al proceso de construcción europea", "ha dado carta de naturaleza a una política europea integrada de energía y cambio climático que nos coloca en la vanguardia de las energías renovables".

En este sentido, respecto al acuerdo de que para 2020 las renovables representen el 20% de la producción energética, el presidente del Gobierno indicó que España deberá "triplicar en los próximos trece años el porcentaje actual", lo que "implicará un esfuerzo importante pero también brinda a la investigación, a la tecnología y a la industria españolas oportunidades de primer orden".

El presidente repasó los otros objetivos fijados en esta materia --limitar el aumento de la temperatura a 2 grados centígrados, reducir en un 20% las emisiones de C02 para 2020--, así como al primer Plan de Acción de política energética aprobado, y admitió que son "objetivos ambiciosos, tanto por su entidad como por el horizonte temporal para el que se han fijado" pero que están, dijo, "en línea con las prioridades y la línea de acción del Gobierno".

Por otra parte, Zapatero dedicó buena parte de su intervención inicial a la Estrategia de Lisboa y los buenos resultados que esta está teniendo. Según el presidente del Gobierno, España "seguirá creciendo más que Europa, del orden de un punto más del PIB" y estará "a la cabeza" en materia de creación de empleo, generando en el periodo 2007/2008 "un millón más de puestos de trabajo".

"Los datos --dijo-- son positivos, como positiva es la evaluación que que la hecho la Comisión Europea de nuestro Programa Nacional de Reformas, en la que España ha sido calificada con notable" lo que la sitúa "junto a países como Reino Unido, Países Bajos o Alemania y por delante de otros tan relevantes como Francia o Italia".

DECLARACIÓN DE BERLÍN

Zapatero también habló de la Declaración de Berlín que los Veintisiete aprobarán el 25 de marzo en la capital alemana, que dijo será "un texto breve y enjundioso". Según el presidente del Gobierno, "tenemos que recuperar impulso entre todos para relanzar la integración".

"La Europa que vivimos y la que queremos para el futuro es un espacio de libertad y de democracia, de paz y de tolerancia, de diversidad y de respeto", aseveró, subrayando que es sobre estos valores cómo Europa debe "encarar los retos del siglo XXI". "Y en un mundo como el nuestro, en el que los desafíos tienen escala mundial, la mejor manera de hacerles frente es desde la integración".

Por ello, defendió que "ningún Estado aislado, por poderoso que sea, podrá solucionar por sí solo los problemas derivados del cambio climático, de los conflictos enquistados, de la persistencia de la desigualdad y la injusticia, de las pandemias, de los movimientos masivos de población".