Publicado 25/05/2015 16:29CET

El BCE ralentiza sus compras de bonos soberanos durante la última semana, hasta 11.819 millones

FRÁNCFORT (ALEMANIA), 25 May. (EUROPA PRESS) -

El Banco Central Europeo (BCE) ha invertido durante la pasada semana un total de 11.819 millones de euros en la adquisición de bonos soberanos emitidos por los países de la eurozona, según ha informado el instituto emisor, lo que supone un 13,7% menos que lo gastado en la semana precedente.

De este modo, el BCE habría adquirido casi 40.000 millones de euros en deuda pública en mayo, lo que eleva el importe agregado de su programa de compras de activos públicos (PSPP) a 134.224 millones desde su lanzamiento el pasado 9 de marzo.

En contra de lo apuntado la semana pasada por el representante francés en el directorio del BCE, Benoit Coeuré, no se aprecian signos de un adelanto de las compras de la entidad. De hecho, el volumen de bonos adquirido por el Eurosistema ha disminuido en la última semana contabilizada un 13,7%.

El BCE compró cédulas hipotecarias por importe de 2.046 millones de euros, también menos que la semana anterior, elevando el volumen total de este programa CBPP3 desde su lanzamiento en octubre hasta 82.805 millones de euros.

En el caso de las titulizaciones o deuda empaquetada, el BCE invirtió 99 millones de euros, lo que incrementa el montante total del programa ABSPP a 6.230 millones de euros.

El BCE se comprometió el pasado 22 de enero a adquirir mensualmente 60.000 millones de euros en el marzo de su programa de expansión cuantitativa o QE, que suma los importes de los programas PSPP, CBPP3 y ABSPP.

De este modo, a falta de una semana para concluir el mes de mayo, el BCE habría superado los 47.000 millones en activos públicos y privados y está en disposición de alcanzar su objetivo mensual de compras.

La semana pasada, Benoit Coeuré indicó que el instituto emisor había tomado en cuenta a la hora de implementar su programa de expansión cuantitativa los patrones estacionales en la actividad en los mercados de renta fija con motivo de las vacaciones en julio y agosto, por lo que adelantaría parte de las compras correspondientes a los meses estivales.

"El Eurosistema está tomando esto en cuenta en la implementación de su programa expandido de compras de activos, adelantando de forma moderada su actividad compradora a mayo y junio, lo que permitirá mantener nuestra media mensual de 60.000 millones de euros, mientras compraremos menos en el periodo vacacional", explicó el banquero francés.

Para leer más