Powell aleja las bajadas de tipos en EE.UU. ante la falta de confianza de la Fed sobre la inflación

Archivo - HANDOUT - 18 September 2019, US, Washington: US Federal Reserve (FOMC) chairman Jerome Powell speaks during a press conference. The US Federal Reserve on Wednesday lowered the target range for interest rates by a quarter point - the second cut i
Archivo - HANDOUT - 18 September 2019, US, Washington: US Federal Reserve (FOMC) chairman Jerome Powell speaks during a press conference. The US Federal Reserve on Wednesday lowered the target range for interest rates by a quarter point - the second cut i - -/Federal Reserve /dpa - Archivo
Publicado: miércoles, 1 mayo 2024 21:29

MADRID, 1 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), Jerome Powell, ha advertido de que la ausencia de progresos sustanciales en los últimos meses en la lucha contra la inflación impide al banco central estadounidense contar con la confianza suficiente para alterar su posición monetaria y ha reconocido que puede ser necesario un tiempo más largo hasta que la entidad alcance la confianza suficiente.

"No esperamos que sea apropiado reducir el rango objetivo de los tipos hasta que hayamos ganado una mayor confianza en que la inflación se está moviendo de manera sostenible hacia el 2%", ha subrayado Powell durante la conferencia de prensa posterior a la reunión del Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed, que mantuvo sin cambios el precio del dinero en máximos desde 2001.

"Es probable que lograr esa mayor confianza lleve más tiempo de lo esperado", ha advertido el banquero central estadounidense, para quien, en los últimos meses, "la inflación ha mostrado una falta de avances adicionales hacia el objetivo del 2%", después de que los datos de inflación recibidos hayan sido superiores a lo esperado.

De este modo, Powell ha reiterado el compromiso de la Fed para devolver la tasa de inflación al objetivo de estabilidad de precios del 2% y ha asegurado que el banco central está preparado para mantener el actual nivel de tipos, en un rango del 5,25% al 5,50%, el más alto desde 2001, "por tanto tiempo como sea necesario".

En este sentido, cuestionado sobre la posibilidad incluso de que el Comité de la Fed pueda llegar a plantearse subir más los tipos de interés, Powell ha defendido que la actual postura del banco central "es suficientemente restrictiva" y por tanto, con el tiempo, permitirá llevar la inflación hacia la meta de estabilidad.

"Pensamos que la política está bien posicionada para abordar los diferentes caminos que podría tomar la economía y no creemos que sería apropiado reducir nuestra postura política restrictiva hasta que hayamos ganado una mayor confianza en que la inflación está bajando de manera sostenible hacia el 2%", ha resumido el presidente de la Fed.

Sobre este asunto, Powell ha señalado que las dos vías que llevarían a la Fed a acometer bajadas de los tipos de interés serían una mejora de la confianza de sus miembros sobre el proceso de desinflación hacia el objetivo del 2%, mientras que otra vía sería un debilitamiento inesperado del mercado laboral.

"Esos son los caminos en los que se nos podría ver recortando las tasas, así que creo que dependerá de los datos", ha asegurado.

No obstante, el banquero central estadounidense ha admitido no sentirse satisfecho con una inflación del 3% y ha subrayado su esperanza de conseguir devolver la tasa a un nivel acorde con el objetivo de la Fed mediante la actual postura de política monetaria, aunque ha reconocido que, en caso de concluir que no es lo suficientemente restrictiva, la entidad subiría los tipos de interés. "No vemos eso. No vemos evidencia de eso", ha subrayado.

MANTIENE TIPOS EN MÁXIMOS DE 23 AÑOS.

En su reunión de hoy, el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) ha decidido mantener por sexta reunión consecutiva los tipos de interés en el rango objetivo del 5,25% al 5,5%, en máximos desde enero de 2001, según ha informado este miércoles la institución, advirtiendo de la ausencia de progresos sustanciales hacia su objetivo de inflación.

"El Comité decidió mantener el rango objetivo para la tasa federal entre el 5,25% y el 5,5%", ha anunciado el órgano de gobierno de la Fed, apuntando que "al considerar cualquier ajuste al rango objetivo para la tasa, el Comité evaluará cuidadosamente los datos entrantes, la evolución de las perspectivas y el equilibrio de riesgos".

Asimismo, el Comité ha advertido de que no espera que sea apropiado reducir el rango objetivo hasta que haya ganado mayor confianza en que la inflación se está moviendo de manera sostenible hacia el 2%.

En este sentido, los miembros del Comité de la Fed destacan que los indicadores recientes sugieren que la actividad económica ha seguido expandiéndose a un ritmo sólido y el aumento del empleo se ha mantenido fuerte y la tasa de desempleo baja, mientras que la inflación, a pesar de haber disminuido durante el año pasado, sigue siendo elevada.

"En los últimos meses, ha habido una falta de mayores avances hacia el objetivo de inflación del 2%", ha advertido del Comité en su comunicado, donde apunta que los riesgos para lograr su doble meta de empleo e inflación han avanzado hacia un mejor equilibrio durante el año pasado, aunque las perspectivas económicas son inciertas y el Comité sigue muy atento a los riesgos de inflación.

Para hacer frente a la escalada del coste de la vida, el banco central estadounidense, liderado por Jerome Powell, subió once veces consecutivas los tipos de interés entre marzo de 2022 y julio de 2023.

La semana pasada, la Oficina de Análisis Económico del Departamento de Comercio de EE.UU. informó de que el índice de precios de gasto de consumo personal, la estadística preferida por la Fed para monitorizar la inflación, se situó en el 2,7% interanual en el mes de marzo, dos décimas más que en febrero.

De su lado, el producto interior bruto (PIB) de EE.UU. registró en el primer trimestre del año una expansión del 0,4%, la mitad del crecimiento del 0,8% del cuarto trimestre de 2023, según la primera estimación publicada por la Oficina de Análisis Económico del Departamento de Comercio. En cifras anualizadas, la economía estadounidense entre enero y marzo avanzó un 1,6% frente al 3,4% de los tres meses anteriores.

CEDE LA INICIATIVA AL BCE.

Con su decisión de este miércoles de mantener tipos, la Fed deja vía libre al Banco Central Europeo (BCE) para tomar a iniciativa en la reversión del ciclo monetario, después de que el 'guardián del euro' haya expresado su disposición a acometer un primer recorte de tipos en junio si no hay sorpresas en los datos entrantes.

En este sentido, el Consejo de Gobierno del BCE tiene previsto volver a reunirse para discutir la política monetaria de la eurozona el próximo 6 de junio, mientras que el Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed no lo hará hasta el 12 de junio.

En su comparecencia ante la prensa, Jerome Powell ha destacado que, a diferencia de otras grandes economías, como la zona euro o Japón, Estados Unidos disfruta de un mercado laboral y un crecimiento más fuertes, lo que permite a la Fed poder tomarse con mayor calma el momento para acometer un giro en su política monetaria.

"Creo que la diferencia entre Estados Unidos y otros países que ahora están considerando recortes de tasas es que simplemente no están teniendo el tipo de crecimiento que estamos teniendo nosotros", ha apuntado.

DESACELERA LA REDUCCIÓN DE BALANCE.

Por otro lado, el Comité de la Fed ha informado de que seguirá reduciendo sus tenencias de títulos del Tesoro y deuda de agencias, así como de valores respaldados por hipotecas de agencias.

En este sentido, a partir del próximo mes de junio, el Comité desacelerará el ritmo de disminución de sus tenencias de valores reduciendo el límite de reembolso mensual de títulos del Tesoro de 60.000 millones de dólares (56.085 millones de euros) a 25.000 millones de dólares (23.369 millones de euros).

De su lado, el Comité mantendrá el límite de reembolso mensual de la deuda de las agencias y de los valores respaldados por hipotecas de las agencias en 35.000 millones de dólares (32.717 millones de euros) y reinvertirá cualquier pago de principal que supere este límite en valores del Tesoro.

Leer más acerca de: