La SEC también investiga a Danske Bank por el caso de blanqueo de capitales en Estonia

Danske Bank
REUTERS / INTS KALNINS - Archivo
Publicado 21/02/2019 18:02:11CET

COPENHAGUE, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

Danske Bank, el mayor prestamista de Dinamarca y protagonista de un multimillonario escándalo por lavado de dinero a través de su filial en Estonia, ha confirmado que la Comisión del Mercado de Valores de EEUU (SEC) está llevando a cabo sus propias averiguaciones sobre el caso, sumándose así a la "investigación criminal" abierta al respecto el pasado mes de octubre por el Departamento de Justicia de EEUU.

"Además del diálogo con el Departamento de Justicia, Danske Bank ha recibido una consulta por parte de la SEC, que está desarrollando una investigación", informó el banco danés, actualmente investigado en Dinamarca y Francia, además de en EEUU.

"No tenemos información sobre cuándo se espera que concluyan las investigaciones por parte del DoJ y de la SEC ni sabemos cuál será el resultado de las mismas", indicó el consejero delegado interino del banco, Jesper Nielsen, subrayando que la entidad "sigue cooperando con las autoridades".

Danske Bank informó el pasado mes de septiembre que estaba analizando, en el marco del caso de blanqueo de dinero, una serie de transacciones por valor de 200.000 millones de euros procedentes de su filial en Estonia durante el periodo comprendido entre 2007-2015.

Como consecuencia del caso de blanqueo de dinero, el consejero delegado de la entidad financiera, Thomas Borgen, decidió dimitir de su cargo. El consejo de administración del banco nombró al responsable de la división de banca, Jesper Nielsen, como su sustituto en funciones, quien todavía se mantiene en ese puesto debido a que la Autoridad Supervisora Financiera de Dinamarca (FSA, por sus siglas en inglés) decidió bloquear el nombramiento de Jacop Aarup-Andersen como primer ejecutivo de la entidad por tener falta de experiencia.

Por su parte, el consejo de la CNMV de Estonia, la Finantsinspektsioon, decidió el pasado lunes prohibir a Danske Bank seguir operando en el país a raíz del caso de blanqueo de capitales, por lo que la firma tendrá que salir del país antes de que termine 2019.

De acuerdo a los datos ofrecidos por el regulador financiero de Estonia, a 31 de diciembre de 2018 Danske Bank contaba con 14.700 depositantes, con un total de 95,6 millones de euros y una cuota de mercado del 0,54%. De su lado, los préstamos totales alcanzaban un valor de 1.060 millones de euros con un total de 12.300 prestatarios y un 5,45% de cuota de mercado.

Danske Bank registró un beneficio neto de 15.001 millones de coronas danesas (2.009 millones de euros) en 2018, lo que representa un descenso del 28,2% respecto del ejercicio anterior, mientras que su cifra de negocio disminuyó un 7,8%, hasta 44.365 millones de coronas (5.942 millones de euros).

La entidad danesa anunció que destinará 2.000 millones de coronas danesas (268 millones de euros) en los próximos tres años a reforzar sus controles contra el blanqueo de capitales con el propósito de mejorar la calidad y eficacia de los mismos.

Las acciones de Danske Bank cedían más de un 4% en la sesión de este jueves en la Bolsa de Copenhague, acumulando así una caída próxima al 40% de su valor desde el pasado verano.