Administraciones y sindicatos reprochan a Alcoa su "nula voluntad" para negociar y le urgen a retirar el ERE

Publicado 22/11/2018 14:27:36CET
AYUNTAMIENTO DE A CORUÑA

MADRID, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, la Xunta de Galicia, el Gobierno de Asturias, los Ayuntamientos de La Coruña, Avilés y Gozón y los sindicatos UGT y CCOO han aprobado una declaración conjunta en la que reprochan a Alcoa su "nula voluntad" negociadora tras el 'plantón' de la empresa en la reunión convocada para este miércoles en la sede del Ministerio y a la que la compañía no acudió.

Todos los agentes negociadores han manifestado que Alcoa no tiene ninguna voluntad para buscar soluciones a la situación de sus plantas en La Coruña y Avilés "como muestra su ausencia en la reunión mantenida el miércoles".

Al mismo tiempo, han mostrado su "absoluto compromiso" por trabajar por el futuro industrial de ambas plantas, por lo que han instado a la compañía a retirar el ERE extintivo presentado por Alcoa y a que mantenga la actividad industrial en estas fábricas.

Las administraciones y los sindicatos también han abordado el estudio de medidas que favorezcan un marco estable que permita a la industria española competir en igualdad de condiciones con el resto de factorías a nivel internacional.

Ayer, el Senado, de igual forma que hiciera hace unas semanas el Congreso, también aprobó una declaración institucional para reafirmar el compromiso de todas las fuerzas políticas presentes en la Cámara Alta con el mantenimiento de la actividad y el empleo en Alcoa, así como para trasladar su apoyo a los trabajadores de las plantas de La Coruña y Avilés.

FALTA DE PROPUESTAS

El conselleiro de Industria de Galicia, Francisco Conde, ya mostró ayer su "preocupación" por la ausencia de la empresa y la falta de "propuestas" por parte de Alcoa y el Gobierno en una mesa de trabajo sin avances.

Así, Conde abogó mantener el plan de acción iniciado por parte de las administraciones y ayuntamientos en defensa de los trabajadores, al tiempo que demanda a Alcoa la retirada del ERE antes de que expire en un plazo de diez días para negociar.

Por su parte, los sindicatos (UGT y CC.OO.) calificaron la actitud de Alcoa de "falta de compromiso de solución", con un "desprecio" a las instituciones. Ante esta falta de voluntad negociadora, se han comprometido a buscar herramientas a todos los niveles para que las plantas sigan siendo competitivas.