Publicado 01/02/2021 13:24CET

Bruselas alega contradicciones en el fallo del TUE que negó ayudas fiscales ilegales a Apple en Irlanda

Logo de Apple
Logo de Apple - Peter Kneffel/dpa - Archivo

BRUSELAS, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea argumenta que el Tribunal General de la Unión Europea (TUE) sostuvo razonamientos "contradictorios" en la sentencia de julio de 2020 que anuló la decisión de reclamar a Apple la devolución de 13.000 millones de euros a Irlanda por supuestamente haberse beneficiado en ese país de ayudas fiscales ilegales.

Así consta en el escrito de recurso que el Ejecutivo comunitario ha hecho público este lunes. Bruselas, en particular, defiende que el tribunal europeo de primera instancia "cometió varios errores de Derecho al desestimar" que la multinacional se había beneficiado de una ventaja competitiva a través de varios acuerdos fiscales con las autoridades irlandesas.

Por ejemplo, entiende que el Tribunal General de la UE interpretó "erróneamente" que la afirmación de que existía una ventaja competitiva "se basaba únicamente en la falta de empleados y de presencia física" en las sedes de Apple Sales International (ASI) y Apple Operations Europe (AOE) y no intentaba demostrar que las sucursales irlandesas de ambas (desempeñaban de hecho funciones que justificaban la asignación de licencias de propiedad intelectual).

A esto, Bruselas añade que la sentencia contiene un "razonamiento contradictorio" porque la sentencia reconoce más adelante que la decisión de la Comisión examina las funciones desempeñadas por las sucursales irlandesas al justificar la atribución de licencias de propiedad de intelectual de Apple a las mismas.

La disputa se remonta a finales de agosto de 2016, cuando el Ejecutivo comunitario declaró ilegales los acuerdos fiscales ('tax lease') entre Apple y Dublín que estuvieron vigentes durante trece años (desde 1991 a 2014).

En concreto, se refiere a dos resoluciones fiscales de la agencia tributaria irlandesa de 1991 y 2007 a favor de Apple Sales International y Apple Operations Europe que avalaban los métodos empleados para que ambas asignasen beneficios a sus respectivas sucursales irlandesas.

Tanto la multinacional como Irlanda recurrieron esta decisión a la Justicia europea, que en una sentencia emitida en julio del año pasado anuló la decisión al estimar que el Ejecutivo comunitario no había demostrado que Apple se beneficiase de ayudas públicas que falsearon la competencia del mercado interior.

Tras conocer este fallo, la Comisión Europea anunció que recurriría a la instancia superior, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que en los próximos meses debe pronunciarse al respecto.