24 de febrero de 2020
 

Economía/Legal.- La CNMV estudiará la denuncia contra el Santander por supuestas irregularidades en la ampliación

Actualizado 19/11/2008 15:35:29 CET

MADRID, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) estudiará la denuncia presentada por un accionista minoritario del Banco Santander por las presuntas "irregularidades" detectadas en la ampliación de capital por importe aproximado de 7.200 millones de euros que lleva a cabo la entidad, según el escrito remitido por el organismo regulador al denunciante, al que tuvo acceso Europa Press.

El escrito, firmado por el director general del Servicio Jurídico de la CNMV, Javier Rodríguez Pellitero, considera que "concurren los requisitos formales para su calificación como denuncia" y la traslada a los servicios competentes para que "realicen el análisis de los hechos denunciados, y en su caso, se llevan a cabo las actuaciones de investigación oportunas".

El denunciante y abogado, Antonio Panea, que mantiene varios pleitos abiertos contra el Santander, solicitó la pasada semana al organismo regulador la "suspensión" de la ampliación de capital al considerarla "ilícita", ya que la junta de accionistas celebrada el 27 de julio de 2007 "no la estableció como finalidad" y no dio su consentimiento al consejo de administración para llevarla a cabo.

Panea mantiene que en el acuerdo adoptado en dicha junta se aprobó una ampliación de capital máxima de 1.563 millones de euros dirigida a la financiar la compra de ABN Amro y no la presentada mediante folleto a la CNMV el pasado martes.

Asimismo, solicitó a la CNMV que traslade la denuncia al Ministerio Fiscal para que investigue al presidente del Grupo Santander, Emilio Botín, por un presunto delito de información privilegiada, previsto en el artículo 285 del Código Penal.

Panea denuncia que Botín adquirió entre el 29 y el 31 de octubre de este año 5,6 millones de acciones de la entidad "prevaliéndose de una información reservada en razón de su cargo".

Según el denunciante, ese mismo día, Botín manifestó a los medios de comunicación que el Santander "no necesitaba ampliar capital". Así, "pudo acceder a 1,4 millones de acciones nuevas a un precio de 4,50 euros, cuando la cotización subió hasta los 7,92 euros el día que se anunció la ampliación", lo que le reporta un beneficio de 3,42 euros por acción, un total de 4,8 millones de euros y aumenta su participación en el banco en un 338%.