Economía/Legal.- El juez archiva el 'caso Aguas de Fuensanta' abierto contra Banesto y Rodrigo Rato

Actualizado 12/02/2010 15:33:12 CET

MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid ha dictado el archivo provisional de la causa abierta contra el consejo de administración de Banesto y contra Rodrigo Rato por el presunto "trato de favor" de la entidad financiera en la compra del 43,5% de Aguas de Fuensanta, empresa vinculada a la familia Rato, por la que Banesto pagó 9,8 millones de euros en 1999, según el auto dictado el pasado 5 de febrero.

El juez titular, José Sierra Fernández, concluye en el auto que "no resulta debidamente justificada la perpetración de los delitos" y que no existen "elementos suficientes para considerar que los querellados cometieran infracción penal alguna por su actuación". El abogado querellante, Antonio Panea, confirmó a Europa Press la presentación de un recurso de reforma contra el auto.

De esta forma, el juez levanta provisonalmente las 15 imputaciones abiertas, entre otros, contra el presidente del Grupo Santander, Emilio Botín; su hermano y segundo accionista de Bankinter, Jaime Botín; el presidente de Banesto entre 1993 y 2002, Alfredo Sáenz, y el ex ministro de economía y actual presidente de Caja Madrid, Rodrigo Rato y su hermano, Ramón Rato.

Todos ellos estaban imputados por presuntos delitos de apropiación indebida, administración desleal, falsedad en documento mercantil, cohecho y negativa a un socio del derecho a la información.

Esta causa penal estuvo motivada por la querella presentada en 2004 por el abogado Francisco Franco Otegui y ampliada posteriormente en 2005 por Antonio Panea, abogado y accionista del Banco Santander y de Banesto.

La sentencia considera que el precio pagado por Banesto a la familia Rato por la participación en Aguas de Fuensanta estuvo "plenamente ajustada al precio calculado" y que el desembolso no fue "desproporcionado ni irrazonable".

De este modo, la sentencia considera "justificada" la operación, al considerar que la entidad lo hizo en ejecución del aval por el que familia Rato había comprometido el 36,8% de su participación en Aguas de Fuensanta como garantía prendaria de un crédito personal concedido en 1997 a varias empresas de la familia del ex ministro por un valor total de 3,6 millones de euros.

OPERACIÓN DE VENTA DE CASTELLANA 7.

Por otro lado, el juez archiva también lo referente a la operación de venta de la antigua sede de Banesto, situada en el Paseo de la Castellana número 7 de Madrid, cerrada en junio de 1996, por la que los querellantes denunciaron un presunto desvío de casi 600.000 euros del patrimonio de la entidad con destino a un paraíso fiscal en perjuicio de los accionistas.

Panea explicó a Europa Press que el sobreseimiento "provisional" de la causa permitirá al juez reabrir la causa en caso de que surjan nuevos datos que podrían justificar la reapertura de la investigación.

La querella acusaba a Emilio y Jaime Botín de formalizar, durante el primer trimestre de 1999, la adquisición del 43,5% de Aguas de Fuensanta a la familia Rato, a pesar de que la empresa "presentaba una situación de quiebra técnica", "con el fin de ganarse el favor de Rato", entonces ministro de Economía y Hacienda.

El precio pagado por Banesto en 1999 "suponía valorar el cien por cien de la sociedad en 13,2 millones de euros, lo que no tenía justificación alguna dada la penosa situación económica y patrimonial de la empresa ", según la querella.