Actualizado 30/04/2021 15:32 CET

El Gobierno eleva siete décimas la previsión de déficit para 2021, hasta el 8,4% del PIB

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero - EUROPA PRESS/E. Parra. POOL - Europa Press

Montero indica que esta previsión no incorpora ninguna de las reformas pendientes, sólo la prolongación de los ERTE

MADRID, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno ha elevado la previsión de déficit para el año 2021 hasta el 8,4% del PIB, lo que supone siete décimas más respecto a la previsión del 7,7% recogida en el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2021.

Así lo ha avanzado la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, antes de que el Ejecutivo remita a Bruselas este viernes el Programa de Estabilidad con el nuevo escenario fiscal y la actualización del cuadro macroeconómico, así como el Plan de Recuperación Transformación y Resiliencia, con el paquete de reformas e inversiones que pretende impulsar España para canalizar los 140.000 millones de fondos europeos de reconstrucción que recibirá hasta 2026.

La ministra ha defendido que la senda actualizada este viernes es "coherente" con el cuadro macroeconómico ya presentado sobre la previsión del PIB, el desempleo y ocupación para los próximos años, y ha añadido que esta cifra no incorpora el impacto de las reformas pendientes, con lo que se ha hecho bajo un "escenario inercial". Sólo incluye la extensión de los ERTE más allá del 31 de mayo, aunque no ha precisado el impacto presupuestario.

En concreto, la última actualización del cuadro contempla un crecimiento del PIB del 6,5% para este año, por debajo de casi el 10% previsto inicialmente, debido al "fuerte impacto" a la tercera ola. Para los ejercicios siguientes, la evolución de la economía va a ir convergiendo hacia su crecimiento potencial con el avance previsto del 3,5% en 2023 y del 2,1% en 2024.

El déficit público cerró el año 2020 en el 10,09% del PIB sin incluir las pérdidas de Sareb (con ellas se elevó al 10,97%), por debajo del 11,3% previsto inicialmente por el Ejecutivo, y se reducirá al 8,4% este año, la segunda mayor reducción de toda la serie histórica, según destacó la ministra.

De cara a 2022, el déficit se situará en el 5%; en el 4% en 2023 y en el 3,2% en el año 2024, cerca ya de salir del procedimiento de déficit excesivo, según destacó Montero, quien añadió que a ello contribuirá tanto las reformas pendientes como los cambios fiscales que se aprueben.

Aunque la ministra ha asegurado que hay datos que invitan al "optimismo" ante la crisis, también ha defendido que se mantengan los estímulos económicos "el tiempo que sea necesario", ya que podría suponer un "riesgo" sobre lo ya recorrido el hecho de retirarlos antes de tiempo.

"Aunque las reglas fiscales están suspendidas y hemos pedido a la UE que sigan estando suspendidas en 2022, la responsabilidad del Gobierno con la reducción del déficit se mantiene intacta", ha defendido la ministra, que ha vuelto a reiterar que el plan de reequilibrio se aprobará cuando la situación económica lo permita.

LA ADMINISTRACIÓN CENTRAL ASUMIRÁ EL MAYOR COSTE DE LA PANDEMIA

Por subsectores, la mayor parte del déficit recaerá en 2021 en la Administración Central, ya que se situará en el 6,3% del PIB, mientras que el de las comunidades autónomas será del 0,7%; las corporaciones locales seguirán en equilibrio y el de la Seguridad Social se situará en el 1,5%.

"La Administración Central va a seguir garantizando los recursos a las comunidades autónomas en 2021 con una transferencia extraordinaria de 13.486 millones", ha recordado la ministra, tras indicar que en 2020 estas transferencias superaron los 16.000 millones.

Asimismo, las cuentas públicas contemplan otra transferencia a la Seguridad Social por valor de 18.396 millones de euros, con objeto de asumir sus gastos impropios.

Respecto a los siguientes ejercicios, la Administración Central registrará un déficit de 3,5% en 2022; del 3,1% en 2023 y del 2,5% en 2023. Por su parte, el déficit de las comunidades se situará en el 0,6% en 2022; en el 0,4% en 2023 y en el 0,2% en 2024.

En cuanto a la Seguridad Social, registrará un déficit del 0,5% en 2022 y del 0,7% en 2023 y 2024, mientras que las corporaciones locales serán las únicas que registrarán superávit en los siguientes ejercicios, situándose en el 0% en 2022 y en el 0,3% en 2023 y 2024.

LA RECAUDACIÓN DE TODAS LAS FIGURAS TRIBUTARIAS AUMENTA EN 2021

Las proyecciones, que responden a un escenario inercial y que por tanto no incorporan nuevas medidas tributarias, apuntan a un incremento de los ingresos del 5,7% en 2021 en comparación con un año antes, hasta los 489.643 millones de euros.

En concreto, los ingresos por impuestos aumentarán un 7,6% este año, para alcanzar los 275.243 millones de euros, cifra que se queda a las puertas de la del año 2019 (277.483 millones de euros).

Según ha explicado Hacienda, los ingresos tributarios crecen este año además por la adopción de medidas fiscales que generan ingresos adicionales con su entrada en vigor en este ejercicio.

En el caso del IRPF, el Gobierno prevé que crecerá un 5,9% pasando de 98.888 millones en 2020 a 104.709 millones en 2021, gracias también a las medidas puestas en marcha para garantizar las rentas de las familias y autónomo, según indicó Montero; mientras que el Impuesto de Sociedades aumentará un 13,9%, hasta los 25.177 millones por la mejora de los beneficios empresariales y por las menores devoluciones respecto a 2020.

En cuanto al IVA, se espera un incremento del 7,8%, hasta los 76.079 millones por la mejora de la demanda interna, mientras que para los Impuestos Especiales se prevé un crecimiento del 4,6%, hasta los 21.491 millones.

Las cotizaciones sociales, por su parte, aumentarán un 1,8% este año, un comportamiento afectado por las medidas laborales del Gobierno, que se verá compensado por la paulatina recuperación del mercado laboral, tanto en empleo como en remuneración.

LOS GASTOS SUBEN UN 0,9% PERO CAE EL REFERIDO A SUBVENCIONES

En cuanto a los gastos, se estima que se incrementen este año un 0,9%, hasta los 591.789 millones, de acuerdo con las proyecciones. Pero en porcentaje sobre el PIB bajarán desde el 52,28% de 2020 hasta el 48,9% de 2021.

En años sucesivos, en un escenario inercial se mantendría la evolución a la baja hasta volver en 2024 a los niveles pre-Covid, ligeramente por encima del 42% del PIB.

Entre los gastos, destaca que los destinados a abonar los intereses de la deuda caerán este año un 2%. Esta partida pasará a representar el 2% del PIB desde el 2,2% de 2020.

Asimismo, el gasto en subvenciones disminuirá un 18,3% debido al menor impacto esperado en 2021 de las exoneraciones de cuotas a la Seguridad Social, tanto de los trabajadores en ERTE como de los autónomos en cese de actividad. Los menores ingresos por cotizaciones derivados de estas medidas de apoyo a trabajadores y empresas computan en la rúbrica de subvenciones.

"LA DEUDA PÚBLICA EMPEZARÁ A DESCENDER ESTE AÑO"

La ministra ha asegurado que la deuda pública "empezará a descender este año", una tendencia que continuará los siguientes ejercicios, gracias al crecimiento del PIB y a la reducción del déficit.

En concreto, se situará este año en el 119,5% del PIB, frente al 120% de 2020, según las previsiones del Ejecutivo, mientras que se reducirá al 115,1% en 2022, al 113,5% en 2023 y al 112,1% en 2024.

PROGRAMA NACIONAL DE REFORMAS

La Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos ha acordado también la remisión a la Comisión Europea del Programa Nacional de Reformas (PNR).

Este Plan recoge las reformas e inversiones previstas en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, que están alineadas con las recomendaciones específicas de la Unión Europea en el contexto del Semestre Europeo.

565197.1.260.149.20210430114004
Vídeo de la noticia
Contador