Actualizado 15/04/2010 19:49 CET

ACS y La Caixa estudian incorporar un nuevo socio a Abertis

MADRID, 15 Abr. (EUROPA PRESS) -

ACS y La Caixa estudian dar entrada a un nuevo socio en Abertis, grupo de concesiones de infraestructuras de transportes y telecomunicaciones en el que controlan un 25% y un 28,9% del capital social, respectivamente.

Así lo anunció este jueves el presidente de ACS, Florentino Pérez, quien explicó que el potencial nuevo accionista de Abertis puede surgir del grupo de fondos de inversión y operadores de infraestructuras que han mostrando su interés en participar en el grupo concesional.

Pérez aseguró que la eventual operación se está estudiando conjuntamente entre ACS y La Caixa, y que, en caso de materializarse, se haría "siempre de mutuo acuerdo" entre el grupo de construcción, servicios y energía, y la entidad que preside Isidre Fainé.

El presidente de ACS eludió pronunciarse sobre cómo quedaría la estructura accionarial de Abertis tras la eventual operación, y la forma en que podría concretarse. En este sentido, no descartó ninguna fórmula, que pasan por "una pequeña desinversión" de los dos socios de referencia o una ampliación de capital de Abertis, a cubrir tanto por capital como por aportación de activos.

Florentino Pérez rechazó que ACS y La Caixa pretendan vender Abertis, y que el grupo constructor vaya desinvertir para reforzar su posición en Iberdrola. Al contrario, destacó que un tercer socio de referencia podría aportar "músculo financiero e industrial" al grupo de concesiones presidido por Salvador Alemany.

Abertis, con presencia en autopistas, aeropuertos y telecomunicaciones, abandonó hace dos años un proyecto de integración con la italiana Atlantia, y en la actualidad es segundo máximo accionista de la operadora de autopistas portuguesa Brisa, de la que controla el 14,6%.

ACS SEGUIRÁ CRECIENDO EN 2010

En su intervención ante la junta de accionistas de ACS, su presidente avanzó que el grupo prevé elevar en un 3% sus ingresos y "en más de un 20%" su beneficio bruto por acción en 2010 y, con todo, "mantener su dividendo".

Para ello, Florentino Pérez aseguró que mantendrá su ritmo inversor en negocios recurrentes (al margen de eventuales operaciones corporativas) en el entorno de entre 1.000 y 1.500 millones de euros para "salir reforzados de la crisis".

Además, apostó por continuar con su "ordenada expansión internacional", en la que destacó su interés por Estados Unidos y China, fundamentalmente con el negocio constructor, para así compensar el descenso de esta actividad en el mercado doméstico.

Europa Press Comunicados Empresas