Actualizado 30/12/2010 22:06 CET

CC.OO y UGT: subir la jubilación progresivamente no cambia nada

MADRID, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

CC.OO. y UGT han replicado al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que aunque la ampliación de la edad legal de jubilación hasta los 67 años sea progresiva, como ha defendido en el Consejo de Ministros, la medida sigue siendo injusta, por lo que sostienen que este anuncio no cambia nada la preparación de una posible huelga general sigue en marcha.

En declaraciones a Europa Press, el responsable de CC.OO., Fernando Lezcano, ha asegurado que al concretar que la medida se implantaría entre 2013 y 2027 Zapatero ha pretendido "amortiguar el impacto de la medida sobre la opinión pública", consciente del "desgaste" que ya sufre su Gobierno. "Le preocupa cómo hacerlo más digerible", ha afirmado.

Sin embargo, Lezcano ha asegurado que "la opinión pública no es tonta y sabe cuando la quieren confundir", al tiempo que los sindicatos "no son del género idiota" y toman nota de este anuncio.

"Esto desincentiva las conversaciones apalabradas para estos días (para hablar de la reforma de las pensiones), porque nos pone sobre la mesa una medida sobre la que parece que ya no hay nada de qué hablar", añadió.

Más aún, según Lezcano, "parece que el Gobierno está empezando a animar la conflictividad social" e incluso "están obligando a los sindicatos a actuar de forma que al Gobierno le quede margen para tomar aliento antes de las elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2011. Sin embargo, el portavoz de CC.OO. aseguró que los sindicatos cuentan con ello: "A lo mejor las movilizaciones se hacen en función del calendario electoral", amenazó.

UGT CRITICA EL "DISCURSO FLEXIBLE" DE ZAPATERO

Por su parte, el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, ha reprochado el "discurso flexible" del presidente, al plantear el retraso progresivo de la jubilación hasta los 67 años, por lo que ha advertido de que "no cambia nada" en la repulsa frontal de los sindicatos.

"Zapatero no deja de decir cosas para flexibilizar su discurso, pero lo esencial es que mantiene la jubilación a los 67 años", indicó Ferrer en declaraciones a Europa Press, para reafirmar que el Gobierno se encontrará con el rechazo de las centrales y el incremento de la conflictividad social.

En cuanto a las reuniones que mantendrán los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, con miembros del Ejecutivo para tratar de salvar algún acuerdo sobre las reformas pendientes, Ferrer recordó que se tendrán que definir las pautas que marcarán el proyecto de ley que se aprobará el próximo 28 de enero.

"El mensaje de flexibilidad no vale. El planteamiento es el mismo", enfatizó el 'número dos' de UGT, para quien retrasar la jubilación a los 67 años no hará más que "perjudicar" a los jóvenes y trabajadores con empleos menos cualificados y precarios.

Europa Press Comunicados Empresas