Publicado 26/01/2021 14:16CET

Unión de Uniones pide a Bruselas que se respete el principio de reciprocidad en los acuerdos comerciales

Campos de agricultura
Campos de agricultura - UNIÓN DE UNIONES - Archivo

Reclama a Planas que insista en Bruselas en retomar las negociaciones con la nueva Administración Biden por los aranceles

MADRID, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos ha pedido a los Ministros de Agricultura, tras la reunión que se celebró ayer, que se imponga y respete el principio de reciprocidad en la agenda comercial de la UE para defender el modelo agrario europeo, según ha informado en un comunicado.

En concreto, la organización agraria ha recordado que la Comisión Europea viene cerrando acuerdos con diversos países terceros sin haberlos acompañado de previos informes de impacto en el sector agroalimentario europeo.

De esta forma, Unión de Uniones ha mostrado "su sorpresa" ante un avance del estudio realizado por el Centro Común de Investigación de la UE presentado ayer, donde se subraya que este tipo de acuerdos, entre ellos el de Mercosur, pueden beneficiar al sector agrario de la UE.

La organización señala que estas conclusiones "chocan frontalmente" con otros informes, como el elaborado a petición del Ejecutivo francés el año pasado, que hablaba de un aumento significativo de las importaciones de aves de corral, carne de vacuno, etanol y miel de los países del Mercosur.

Además, dicho informe señalaba una simplificación y aligeramiento de los controles sanitarios en frontera para la entrada de las producciones de aquellos países, con escasa capacidad de las autoridades europeas para auditar el cumplimiento de los estándares europeos.

Unión de Uniones reclama que, ante la propuesta de cualquier acuerdo comercial, la CE haga público un análisis pormenorizado de las consecuencias sobre los sectores productivos más afectados, recogiendo los efectos sobre los ingresos de agricultores y ganaderos y la previsión de las medidas compensatorias, sin las cuales los tratados no deberían aprobarse ni ponerse en marcha.

Asimismo, la organización echa en falta no solo estudios europeos, sino también estudios desde la perspectiva nacional, como en Francia, que permitan a España adoptar posiciones razonadas con respecto a sus producciones específicas.

"Ir a ciegas en la firma de políticas tan trascendentales para los europeos es muy arriesgado. No hacemos más que ver cómo se firman acuerdos sin contar con igualdad de condiciones a la hora de producir", ha indicado.

Unión de Uniones considera que la línea roja de cualquier negociación es que se exijan a las importaciones los mismos requerimientos ambientales, éticos y de seguridad que a las producciones europeas.

En este sentido, Unión de Uniones destaca cómo ciertas producciones de países terceros han tenido un impacto muy negativo, creando una suerte de competencia desleal con las europeas y españolas.

"Por no hablar de las políticas comerciales decididas unilateralmente, como el veto ruso o los aranceles impuestos por Trump", ha añadido, reclamando al ministro de Agricultura, Luis Planas, que siga insistiendo en Bruselas para retomar las negociaciones con la Casa Blanca en la nueva Administración Biden y para que se instrumenten compensaciones y medidas de apoyo a los sectores afectados.

Europa Press Comunicados Empresas