Economía/Transporte.- Controladores aseguran que la aplicación de la nueva ley de tránsito aéreo "degrada" la seguridad

Actualizado: viernes, 21 mayo 2010 15:23

Asegura que los incidentes aumentaron en marzo un 96% y habla de un entorno laboral que perjudica la capacidad cognitiva del controlador

MADRID, 21 May. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Profesional de Controladores de Tránsito Aéreo (Aprocta) aseguró hoy que la aplicación de la nueva ley de tránsito aéreo y sobre todo, la forma en la que la traslada Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) contribuye a "una degradación de la seguridad" en el servicio aéreo.

En un documento al que tuvo acceso Europa Press, la asociación denuncia que las nuevas condiciones de trabajo que establece la ley para el colectivo les están creando complicaciones en su estado psicológico y cognitivo, por, entre otras causas "la campaña de desprestigio mediático por parte del Gobierno y directivos de AENA".

Así, habla de "jornadas laborales desproporcionadas" que han aumentado un 32%, situándose, "muy por encima de la media europea" y con reducciones en los descansos, lo que impacta en la fatiga del empleado.

Otros de los puntos denunciados por la asociación es la variación "unilateral de los horarios de entrada y salida o la disponibilidad geográfica "a discreción" de la empresa, así como la "negación de permisos de lactancia y de reducciones de jornada por guarda legal". También cita la presencia de "turnos forzosos notificados con menos de una hora" y de unas condiciones que hacen "imposible la conciliación familiar".

Denunció también "el desconocimiento absoluto" sobre las remuneraciones a percibir en un futuro inmediato y aseguró que muchos empleados no están en situación de poder hacer frente a los gastos corrientes ya que se les han reducido los ingresos hasta en un 70%.

Así, advierten de la existencia de un entorno "amenazante y punitivo", de incertidumbre por la apertura a la privatización del sector, se posicionan en contra del retiro voluntario de los mayores de 57 años, "verdaderos puntales del control aéreo en España", y lamentan "la negación del derecho fundamental a la negociación colectiva".

Además, concluyen que este entorno laboral causa al colectivo "incertidumbre, estrés, desmotivación y fatiga" en sus condiciones psicológicas, interfiriendo en el uso de sus capacidades cognitivas.

Por otro lado, el documento pone de manifiesto "injerencias operativas" de la dirección de AENA a través de personal no técnico o personal "que lleva años alejado de la frecuencia" y afirma que en el gestor aeroportuario se toman decisiones sin tener el cuenta el criterio del controlador o incluso contrario al mismo, lo que está afectando a la seguridad de las operaciones.

La asociación alude a la 'just culture', por la que "no se castiga ni a los operadores, (controladores, pilotos, técnicos), que están en primera línea, ni a otros por acciones, omisiones o decisiones tomadas por ellos de acuerdo con su experiencia y preparación, pero en la que no se toleran negligencias graves, violaciones intencionadas y actos destructivos".

"CLIMA VICIADO EN LA ORGANIZACIÓN"

Según Aprocta, la ley "ha impuesto un clima absolutamente viciado en la organización y contrario al espíritu de la 'just culture' en lo referente a las sanciones que contempla la norma sobre suspensión de empleo y sueldo con respecto a las actuaciones que menoscaben la eficacia del servicio o afecten negativamente la seguridad. "Se impone una sanción de empleo y sueldo sin un análisis previo de la falta cometida con un claro carácter sancionador", asegura.

Por todos estos argumentos, la asociación habla de "una organización muy debilitada en su cultura de seguridad y en las opciones que tiene de poner barreras efectivas para impedir accidentes o incidentes graves" Además, sostiene que "los controladores aéreos con un menoscabo importante de sus aptitudes son más propensos a cometer errores".

AUMENTO DE LOS INCIDENTES EN MARZO EN UN 96%.

Aprocta ilustra sus afirmaciones en varios ejemplos, en los que a su juicio, se ha incurrido en fallos de seguridad. En primer lugar denuncia la suspensión en Canarias del servicio de comunicación por radio HF en 26 ocasiones desde enero 2010, así como el servicio ADS-CPDLC (comunicación de datos entre piloto y controlador) en otras 13 ocasiones por falta de personal.

En segundo lugar, denunció la sustitución en Ibiza del servicio de noche en invierno por una guardia localizada, lo que según la asociación "ha provocado ya en dos ocasiones retrasos en las evacuaciones".

El tercer incidente que menciona la asociación es el presunto apagón en el centro de control de Canarias por "falta de mantenimiento" y la falta de entrenamiento "para este tipo de contingencias".

Asimismo, denuncian que las sobrecargas del servicio son cada vez más frecuentes porque no se siguen las recomendaciones de supervisores y controladores para regular los sectores.

"Todo ello ha derivado en un incremento del 96% en los incidentes notificados durante el pasado mes de marzo", aseguran los controladores, quienes dicen estar dispuestos a trabajar más, a ajustar sus retribuciones para ayudar a la economía, a colaborar en la optimización del sistema de control de tránsito aéreo y a comprometerse con la continuidad del servicio.