Actualizado 09/07/2009 21:28 CET

Algunos países centroamericanos registran más muertes violentas que durante las guerras civiles

GINEBRA, 9 Jul. (Reuters/EP) -

Algunos países de Centroamérica están experimentando más muertes violentas que durante las guerras civiles que sufrieron en el pasado y sufren serias amenazas a la seguridad por el número de armas de fuego que se encuentran en manos de civiles, según según el informe Armas Pequeñas 2009 presentado hoy en Ginebra y realizado por un proyecto de investigación independiente financiado por numerosos gobiernos y basado en datos de aduanas aportados por Naciones Unidas.

Los robos armados, extorsiones, secuestros por rescates, disturbios organizados y violencia comunitaria amenazan con desestabilizar a naciones que han superado conflictos en América Latina, Asia y Africa donde los combates se han detenido oficialmente, indicó la publicación anual.

"Incluso un pequeño grupo de armas puede socavar avances de seguridad", señala el informe de 344 páginas. "Un grupo de países que salieron de la guerra, como El Salvador, Guatemala y Nicaragua, siguen mostrado estables o ascendientes índices de violencia homicida, a veces equivalentes a los períodos más altos de un conflicto armado", reveló el estudió.

Afganistán está los entre países donde los crímenes violentos entre civiles están ocurriendo junto al conflicto, y los tiroteos callejeros también son altamente problemáticos en Brasil y Colombia, según el informe, que llama a los Gobiernos a hacer más por controlar las armas y municiones livianas.

Asimismo, el estudio, subtitulado este año "Sombras de Guerra", incluye las preocupantes tendencias en la región Aceh de Indonesia, donde los esfuerzos por reintegrar a soldados no han sido suficientes. "El año 2008 vio un aumento en el conflicto violento localizado, que a menudo involucra a ex combatientes", señala el texto, que plantea dudas sobre la viabilidad del acuerdo de paz de 2005. "Hay preocupación por el que la paz sea más frágil de lo que algunos creen", añade.

Por otro lado, Mozambique, Perú y Sierra Leona "parecen haber tenido una transición más exitosa hacia períodos marcados por mayor seguridad personal para la población civil". Los éxitos se han basado en esfuerzos por evitar el robo de armas de reservas militares, atacar la corrupción, y combatir el tráfico de armas transfronterizo, al igual que el contrabando, como la transferencia de armas compradas en Estados Unidos hacia México.