Actualizado 04/05/2018 12:50 CET

Una de cada diez madres solas están en situación de pobreza severa en España

Mujer embarazada
ISTOCK - Archivo

   MADRID, 4 May. (EUROPA PRESS) -

   Una de cada 10 madres que viven solas con hijos a cargo está en situación de pobreza severa en España, según advierte la ONG Save The Children con motivo del Día de la Madre, que se celebra este domingo 6 de mayo.

   Según señala la ONG, las familias formadas por mujeres solteras con hijos se enfrentan en España a un mayor riesgo de pobreza y exclusión social y, por ello, Save The Children pide que se reconozca su estatus con una certificación oficial.

   En España, según recuerda, el 80 por ciento de las familias con un solo adulto a cargo están encabezadas por mujeres --alrededor de un millón y medio de hogares-- y, de ellas, una de cada 10 se encuentra en situación de pobreza severa.

   "Se trata de madres que tienen que hacer frente sin ayuda a las responsabilidades del hogar, con muchas dificultades para conciliar la vida familiar y laboral. En su caso, las políticas de empleo no son suficientes si no van acompañadas de medidas sociales que permitan y favorezcan la conciliación y el cuidado de los hijos", explica el director general de Save the Children, Andrés Conde.

   La situación de precariedad económica en la que se encuentran estas madres, según advierte, incide sobre la salud, tanto física como mental, de las madres y de sus hijos. En este sentido, precisa que el acceso a medicamentos o tratamientos que no están cubiertos por la Seguridad Social se hace a veces "imposible" para estas familias, que en un 67 por ciento de los casos no recibe ningún tipo de prestación económica.

   Actualmente, no existe una definición única de familia monoparental y por tanto no todas las madres tienen los mismos beneficios a la hora de solicitar ayudas, por ejemplo, a la hora de solicitar becas o hacer la declaración de la renta. Estas diferencias también existen entre comunidades autónomas.

   Por ello, Save the Children pide que se defina de forma unificada la situación de las familias de uno o más hijos menores de 21 años que conviven y dependen de una sola persona y que se establezcan unas medidas a nivel estatal.

   En primer lugar, piden medidas de conciliación, como el aumento del permiso de maternidad o paternidad a un año con retribución salarial completa; beneficios fiscales en la contratación de personas que cuiden a sus hijos o el fomento de convenios laborales que tengan en cuenta las necesidades específicas de estas familias.

   También reclaman medidas fiscales como la ampliación de la deducción por maternidad para madres solas en riesgo de exclusión social, independientemente de que la madre trabaje o no; y otras, como el acceso prioritario para estas familias a centros de educación preescolar públicos o a vivienda protegida.

Para leer más