Publicado 05/09/2022 12:11

Igualdad advierte de que el 94% de las personas que "dan un paso atrás" en su carrera para cuidar son mujeres

Los secretarios de Estado de Derechos Sociales e Igualdad en la Inauguración  del curso sobre cuidados de la UIMP
Los secretarios de Estado de Derechos Sociales e Igualdad en la Inauguración del curso sobre cuidados de la UIMP - INSTITUTO DE LAS MUJERES

MADRID, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

La secretaria de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género, Ángela Rodríguez, ha advertido este lunes de que el 94% de las personas que "dan un paso atrás" en sus carreras profesionales para cuidar son mujeres y ha llamado a abordar, no solo el derecho a ser cuidados o a hacerlo con dignidad, sino también el derecho a elegir si se quiere cuidar.

Durante la inauguración de los cursos de la Universidad Menéndez Pelayo sobre cuidados, organizados por el Instituto de las Mujeres y el IMSERSO, Rodríguez ha puesto sobre la mesa varios datos que, a su juicio, reflejan la brecha de género existente en este tema.

Así, además de ese 94% de mujeres en situación temporal en su trabajo para cuidar, que se recoge del Instituto Nacional de Estadística (INE), también se ha referido al dato recogido por el CIS en 2017, que determina que en el 87% de los casos es la mujer la que cuida a sus hijos en los primeros años de vida o que los hombres cuentan con una hora y 37 minutos más de ocio diario que las mujeres.

"Hay que romper el estigma de que cuando algo pasa en una familia y una persona necesita ser cuidada, las mujeres den un paso atrás y deban encargarse de los cuidados", ha señalado Rodríguez, antes de indicar que el objetivo es que ninguna mujer tenga que cuidado "si no quiere" o que, si quiere, cuente con "unos permisos y condiciones laborales que le permitan" decidir.

TRABAJADORAS DEL HOGAR

Para la secretaria de Estado, hay que abordar el rediseño de las políticas de cuidados en el país con perspectiva feminista con el objetivo, no solo de mejorar las condiciones de las personas que cuidan de manera formal o informal (en su mayoría mujeres), sino que estas personas puedan elegir si quieren cuidar o no y "no se tenga que hacer de manera obligatoria".

A su juicio, igual que se ha conseguido que el Sistema Nacional de Salud atienda a las personas que están enfermas y las cure, las políticas públicas deberían atender a una persona que necesita ser cuidada.

En este sentido, también se ha referido al trabajo de cuidados informal en el que, según ha destacado, las trabajadoras del hogar han tenido un papel muy importante en la sociedad. La secretaria de Estado ha recordado al respecto a aquellas mujeres que deben cuidar de las personas mayores, además de hacerles la compra o limpiar la casa.

Es por eso que ha calificado como "uno de los mayores avances en España en materia de Igualdad" la ratificación del convenio 189 de la OIT, que se aprobará este martes, previsiblemente, en el Consejo de Ministros y que permitirá, entre otras medidas, que estas trabajadoras puedan acceder al paro. Según ha OIT, este trabajo informal supone un 15% del PIB del país, ha apuntado Rodríguez.

SIN BRECHAS NI DESIGUALDADES

También ha participado en la inauguración del curso el secretario de Estado de Derechos Sociales, Ignacio Álvarez, quien se ha referido de forma más específica a los cuidados de larga duración y a la necesidad de culminar el cuarto pilar del Estado del Bienestar, que son los derechos sociales y que, a su juicio, está "inacabado" en España.

Álvarez ha celebrado que este curso vaya a abrir "una reflexión" en relación al "derecho a decidir" de las personas sobre "si quieren o no quieren cuidar" y cómo se puede organizar la sociedad actual para garantizar los cuidados de larga duración sin "brechas" ni "desigualdades".

También ha denunciado que, en el país, los cuidados "están atravesados por desigualdades socioeconómicas" que, según ha indicado, determina los cuidados que van a recibir las personas al final de sus vidas.

Contador

Más información