Publicado 05/03/2021 15:36CET

Marlaska sobre la prohibición de manifestaciones el 8M: "Es un derecho básico pero no nos podemos permitir un retroceso"

El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska durante la Jornada sobre Mujer, Igualdad y Seguridad.
El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska durante la Jornada sobre Mujer, Igualdad y Seguridad. - Alberto Ortega - Europa Press

   MADRID, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha asegurado que el derecho a manifestarse es "un derecho básico" pero ha precisado que el país no se puede permitir "un retroceso" en la lucha contra la pandemia de la Covid-19, y ha invitado a quien no esté de acuerdo con la prohibición de las manifestaciones del 8M, a presentar un recurso ante los órganos de justicia.

   "En esta tercera ola ya estamos mejorando, con las medidas adoptadas y la responsabilidad del conjunto de la sociedad pero no nos podemos permitir un retroceso. Es cierto que el derecho a la manifestación es un derecho básico en el Estado de Derecho pero es una resolución dictada por la autoridad competente", ha defendido Marlaska en declaraciones a los medios, en el marco de su participación en la Jornada sobre Mujer, Igualdad y Seguridad, este viernes en Casa de América.

   En todo caso, Marlaska ha insistido en que si hay alguna parte que no esté de acuerdo con la prohibición de las manifestaciones por el 8M puede "formalizar un recurso ante la autoridad judicial, que resolverá lo que proceda".

   Asimismo, el ministro ha asegurado que no tiene "ningún temor ante ninguna situación de disturbio" porque confía en la "responsabilidad" de los movimientos feministas. "Las mujeres y quienes defendemos el feminismo y la dignidad humana nos caracterizamos por la responsabilidad", ha afirmado.

   Sobre el hecho de que se prohíban estas concentraciones en Madrid y no en otras comunidades autónomas, Marlaska ha insistido en que son decisiones fruto de "análisis individualizados" y que sería "muy osado" por su parte hacer una conclusión en general, pues en cada zona hay que hacer "un estudio sobre las circunstancias concurrentes".

   "Cuando hay razones de orden público o se entiende que el derecho a la manifestación puede perturbar otro derecho, se analiza y se resuelve en ese sentido", ha añadido, precisando que en el caso de la Delegación del Gobierno en Madrid, entiende que "la autoridad competente ha valorado todos los informes de Sanidad, de incidencia acumulada, grado de hospitalización, ocupación de UCIs y ha tomado esa decisión".

   Si bien, ha subrayado que a él no le corresponde valorar esa resolución que, según ha remarcado, ha sido "adoptada conforme al procedimiento adecuado".

   En todo caso, ha afirmado que "es cierto que hay movimientos que criminalizan al movimiento feminista" y "gente que se sentirá cómoda con que no se celebren" las manifestaciones por el 8M. "Lo estamos viendo, desgraciadamente, vemos algún retroceso en algunos partidos políticos, pero es una lucha por la igualdad en la que no vamos a echar ni un paso atrás. Que quede claro que en este caso es una situación específica", ha zanjado.

Para leer más