Denuncian la repatriación de 52 congoleños que llevaban tres 3 años en Melilla

Actualizado 14/03/2012 17:04:36 CET
Dos De Los Congoleños Repatriados
Foto: EUROPA PRESS/PRODEIN

MELILLA, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La Asociación Prodein de Melilla ha denunciado la repatriación de 52 congoleños a su país "después de estar más de tres años en Melilla" y ha alertado de que doce de ellos estaban "enfermos muy graves".

   En un comunicado, la organización explica que durante tres semanas este grupo de inmigrantes permanecieron internos en el CETI de Melilla y, posteriomente fueron trasladados a centros de internamiento de extranjeros (CIEs) de la Península.

   "Reiteradamente tanto la Delegación del Gobierno, la Dirección General de la Policía así como la embajada de España en la R.D. Del Congo han declarado que no existía un convenio de repatriación con la R.D. Del Congo y que era imposible su expulsión. Además la situación política y económica de la R.D. del Congo parecía hacer inviable la deportación al país de este colectivo", indican desde esta entidad.

   Sin embargo, aseguran que el viernes por la noche los congoleños fueron concentrados desde distintos CIES en el CIE de Madrid. "Pocas horas después fueron trasladados a Barajas", denuncian, para añadir que allí cinco de los inmigrantes que se negaron a subir al avión y fueron presuntamente agredidos. "Recibieron una paliza y terminaron completamente ensangrentados según los testimonios que nos llegan", apostillan.

   Por la mañana, el avión aterrizaba en Kinshasa y los 52 deportados fueron inmediatamente trasladados a "la temible prisión de Kim Mazier" de la Gombe, junto al palacio presidencial de Kabila, "quedando a disposición de la temible policía política del dictador".

   Entre los deportados, asegura Prodein, había "doce personas con enfermedades graves y con un tratamiento médico imprescindible". Además, denuncia que dos mujeres han sufrido ataques cardíacos y "se debaten a entra la vida o la muerte en la prisión de Kinshasa".

   La ONG melillense subraya que los deportados llevaban en la mayoría de los casos tres años "detenidos en Melilla" y que en la ciudad quedan 32 congoleños. "La desolación era absoluta esta tarde en el colectivo" aseguran.

   En opinión de Prodein la deportación de congoleños es el acto "más grave que se ha producido en Melilla desde los asesinatos en las vallas del año 2005". "España vuelve a tener una responsabilidad directa en las muertes, torturas y malos tratos que se produzcan en este colectivo" aseveran desde esta ONG.

   "España y la UE deben de tener una sola vara de medir a la hora de defender los Derechos Humanos y combatir a los dictadores de África. Kabila no es distinto a Gadafi por muchos intereses económicos que se compartan con el dictador Kabila", concluye Prodein.