El Gobierno pide al Supremo que le diga cómo cumplir la condena por no acoger a los refugiados acordados con la UE

Actualizado 17/01/2019 15:39:24 CET
Padre e hijo refugiados
CÁRITAS - Archivo

MADRID, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno tiene intención de cumplir con la sentencia del Tribunal Supremo (TS), que condenó al Estado español por incumplir parcialmente sus obligaciones administrativas de tramitación de solicitudes de asilo de refugiados procedentes de Grecia e Italia establecidas por la Unión Europea en el año 2015. Pero ha apuntado que está a la espera de que el tribunal le diga "cómo puede hacerlo" y de donde traer a las personas objeto de reubicación.

"Cumplimos las sentencias, pero nos tienen que decir cómo", ha apuntado la secretaria de Estado de Migraciones, Consuelo Rumí, durante la rueda de prensa de presentación del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2019. España se comprometió a reubicar a 15.888 personas que se encuentran ya en Europa, pero desde el 2015 las reubicaciones de solicitantes de asilo que llegaron por mar a las costas de Grecia e Italia apenas superan las 1.300.

Preguntada si los presupuestos del Gobierno contemplan el cumplimiento de esa sentencia, Rumí ha incidido en que el Ejecutivo está "a la espera" de que el tribunal diga "de dónde" se puede traer a esas personas que "se distribuyeron entre otros países" de la Unión Europea "que sí cumplieron" con las cuotas comprometidas. Asimismo, ha recordado que el incumplimiento fue responsabilidad del Gobierno de Mariano Rajoy.

Respecto a la acogida por la vía del reasentamiento, Rumí ha incidido en que el último programa aprobado en Consejo de Ministros prevé la llegada a España de 1.200 personas en 2019.

En relación con el proyecto de ley de presupuestos para 2019, la secretaria de Estado de Migraciones ha hecho hincapié en el incremento de la dotación para Migraciones, en un 26,5% con respecto a 2018. Concretamente, para inmigración se han presupuestado 382,3 millones de euros, principalmente para promover la integración, mejorar el sistema de atención humanitaria y el sistema de protección internacional.

"El PGE contempla las necesidades que tenemos previstas en función de la evolución de las migraciones en los últimos años", ha remarcado Rumí, que no ha concretado el número de plazas que el Gobierno tiene previsto crear para mejorar esa atención a los migrantes. "Se irán poniendo en marcha en función de esas necesidades", ha dicho.

El Gobierno prevé que en 2019 haya unas 78.500 solicitudes de protección internacional, es decir, unas 30.000 más que en 2018, años en el que estima haya cerrado con entre 40.000 o 50.000 peticiones de asilo.