ACCEM pide al Gobierno "realismo" y una dotación económica adecuada para la acogida de refugiados de la UE

Actualizado 28/05/2015 10:18:40 CET

MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

   ACCEM pide al Gobierno que sea "realista" a la hora de acoger refugiados reubicados desde otros países de la Unión Europea, como pide Bruselas, y aporte los recursos económicos suficientes como para que el sistema de asilo español pueda responder adecuadamente a unas personas que, conforme advierte la entidad, van a necesitar acompañamiento a medio y largo plazo.

   Así lo explica en declaraciones a Europa Press la directora de Accem, Julia Fernández, en relación a la petición elevada desde Bruselas a España de reubicar en su territorio a algo más de 5.800 personas durante los próximos dos años. En toda la UE se prevé la reubicación de en torno a 60.000 refugiados en ese mismo periodo.

   "Me parece poco para la realidad que ahora vivimos, con una situación como la de después de la II Guerra Mundial en la que hay muchos frentes abiertos (...) y cuando en una Europa aun tocada y con muchos menos recursos, seguimos siendo unos privilegiados. Pero lo importante es que lo que se plantee sea realista, porque la situación de estas personas no se va a arreglar en seis meses", afirma.

   En este sentido, incide en que ya faltan recursos en el sistema de asilo español, donde se han venido recortando las plazas de acogida y el incremento de solicitantes registrado en los dos últimos años no se ha visto acompañado de una mayor dotación presupuestaria, por lo que advierte de que dar una respuesta adecuada al mandato de la UE va a requerir "un esfuerzo muy importante".

   "España en este momento no tiene capacidad ni siquiera para atender a los que ya tenemos dentro. Las ultimas realidades han hecho que el numero de demandas de asilo sea muy alto en comparación con los números que teníamos en años anteriores. Tenemos lista de espera para entrar en el sistema y no tenemos capacidad para atender a todas las personas que en este momento ya están en España con los medios con los que sería necesario hacerlo", explica la experta.

   En su opinión, hay que tener además en cuenta otros factores, como los contactos que tienen esas personas en la UE, ya que "no sirve de nada forzar que unas personas se queden en España si por diferentes motivos culturales, afectivos o de posibilidades esas personas no quieren quedarse".

   Conforme recuerda la directora de Accem, cuando se trata de reasentar personas que están en campos de refugiados la situación es diferente, porque se desplazan equipos de expertos que se entrevistan con las personas, se preocupan por sus intereses y les explican lo que van a encontrar en el país que va a acogerles.

   "La que se plantea en Europa es una situación excepcional. No sé si va a haber opción de preguntar a las personas o no, pero estamos hablando de un movimiento de población muy grande. Es un trabajo importante que va a exigir un despliegue importantísimo para saber quién es quién, qué necesidades tienen y qué quieren hacer", apunta.

   En todo caso, incide en que se trata de "una situación muy especial, pero importante y necesaria". "Las personas tienen que encontrar un espacio de acogida que les permita normalizar su vida. Son personas que han recorrido caminos muy duros y que tienen derecho a tener un lugar y una sensación de seguridad que les permita salir adelante", ha añadido.

   No obstante, Accem reivindica otras actuaciones más allá de la respuesta adecuada a las personas en suelo europeo: como una "intervención seria en los países de origen que sea de largo recorrido" porque, como recuerda, "nadie sale de su país por gusto"; y un cambio en la política con los países limítrofes, donde los desplazados habitualmente encuentran "situaciones muy similares" a las de los países que abandonan.

Para leer más