Actualizado 28/06/2007 21:19 CET

(Corr.) Castilla-La Mancha trabajará para consensuar la aplicación de la sentencia que condena insuficiencia de ZEPAs

(((Esta noticia sustituye a la anterior por error en el titular)))

TOLEDO, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno regional trabajará para consensuar la aplicación de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea publicada hoy, que condena al Reino de España por no haber designado el suficiente número de territorios como Zonas de Protección Especial para las Aves (ZEPA), afectando también a Castilla-La Mancha.

En lo referido al territorio de Castilla-La Mancha, la sentencia recoge que nuestra región no tiene suficiente número de ZEPAs declaradas, un total de 39 en todo el territorio, haciendo una referencia específica a la declaración de la 'Important Bird Area' (IBA), 199 de Torrijos, según informó la Junta en nota de prensa.

Castilla-La Mancha ha sostenido desde un principio que los valores ornitológicos de este territorio son bajos y así lo ha manifestado en las alegaciones presentadas en las diferentes fases del procedimiento, sin embargo la sentencia desestima las alegaciones presentadas por el Reino de España en lo que se refiere a esta IBA.

Por tanto, el Gobierno regional, a pesar de no compartir los argumentos, una vez se estudien por parte de los servicios jurídicos de la Junta las posibles implicaciones de la sentencia, trabajará "teniendo en cuenta la opinión de todos los agentes sociales con la intención de compatibilizar los intereses económicos y sociales de la zona, con el cumplimiento de la misma".

En este sentido, el Ejecutivo autonómico, tras conocer la publicación de la sentencia, la ha puesto en conocimiento de la Asociación de Afectados por la posible designación de la ZEPA de Torrijos.

Por otra parte, en contra de los argumentos planteados por nuestra región, la sentencia también obliga a designar ZEPAs sobre IBAs que se encuentran en territorios compartidos con otras regiones limítrofes y que desde Castilla-La Mancha se consideró que la designación correspondía a la región que contaba en su territorio con la mayor superficie y las poblaciones de aves más importantes.