5 de junio de 2020
 
Publicado 29/04/2020 18:27:23 +02:00CET

"Una sociedad para todas las edades, frente a la crisis del coronavirus". Por Pensionistas y Jubilados de España (UDP)

Una agente de la Policía Nacional entrega flores a una persona mayor en una residencia de Tarifa
Una agente de la Policía Nacional entrega flores a una persona mayor en una residencia de Tarifa - POLICÍA NACIONAL

La Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España (UDP) se suma a la celebración del 29 de abril, Día de la Solidaridad y la Cooperación entre generaciones. Hacemos un llamamiento a toda la sociedad para contribuir al bienestar general y a superar esta crisis sanitaria causada por el coronavirus, a través de la cooperación entre generaciones.

Frente a los retos que nos plantea esta crisis, hemos visto florecer muchas iniciativas solidarias y de ayuda mutua entre generaciones, que surgen como respuesta para no dejar a nadie atrás, en unas semanas donde el confinamiento en nuestros hogares agrava si cabe más, las situaciones de vulnerabilidad, aislamiento y soledad de muchas personas mayores y/o en situación de dependencia, que viven solas.

El día Europeo de la Solidaridad y Cooperación entre Generaciones es un buen momento para tomar conciencia de la necesidad de erradicar el "edadismo" (discriminación por razón de edad), apostando por la intergeneracionalidad, por la cooperación entre generaciones y por promover una sociedad para todas las edades, inclusiva, diversa e igualitaria.

Frente al paternalismo, la infantilización de las personas mayores en distintos ámbitos, la marginación y la invisibilización de las aportaciones de las personas mayores a la sociedad: cooperación entre generaciones.

Desde el punto de vista asociativo, las personas mayores no queremos ser "jarrones aislados" sino "vasos comunicantes". Siendo conscientes de que somos uno de los colectivos de mayor riesgo al COVID19 y a pesar del necesario confinamiento en nuestros hogares para prevenir y frenar los contagios, somos muchas personas y asociaciones de mayores las que permanecemos activas, participativas y conectadas con el resto de la sociedad.

No queremos vivir aisladas del resto de la sociedad, queremos participar y que nuestra voz sea escuchada junto a la del resto de la ciudadanía, sin paternalismos ni estigmas, tan sólo con dignidad y generosidad, y poniendo también en valor la aportación de las personas mayores, también en este momento.

Como miembros de la sociedad civil, UDP participa y colabora activamente en las plataformas del Tercer Sector de Acción Social, la propia Plataforma del Tercer Sector, la Plataforma de Acción de ONG o la Plataforma del Voluntariado de España, plataformas sociales que sin duda, apuestan por favorecer espacios intergeneracionales y formar redes entre asociaciones y donde el colectivo de Personas Mayores, tenemos voz y visibilidad.

Tras esta emergencia sanitaria, la relevancia de la Red de Ciudades y Comunidades Amigables con las Personas Mayores -iniciativa de la OMS coordinada en España por el IMSERSO- y su metodología de trabajo basada en la participación y la escucha va a cobrar un gran protagonismo. Porque, apostar por la amigabilidad es apostar por la integración de todas las personas, con independencia de la edad, en sus entornos y comunidades.

Ahora más que nunca, necesitamos caminar en una única dirección que nos permita a toda la sociedad superar esta crisis sanitaria y económica y social que vendrá tras ella, a través de la Unidad y Solidaridad entre todos los sectores de la sociedad.

Apostamos por un modelo de convivencia donde las relaciones intergeneracionales sigan siendo fundamento y sustento de una sociedad equilibrada y saludable, y por ello nos sumamos al manifiesto "La intergeneracionalidad suma vidas".

Desde la asociaciones de personas mayores, pensionistas y jubiladas que conforman UDP, apostamos por crear espacios de diálogo desde el paradigma intergeneracional, fomentando la inclusión, aprovechando los recursos de las distintas generaciones en beneficio mutuo y promover un entendimiento y respeto entre generaciones para caminar hacia una sociedad para todas las edades.

La Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) reconocen que el desarrollo solo se puede lograr si incluye a todas las edades. Empoderar a las personas mayores en todos los ámbitos del desarrollo, incluida su participación en la vida social, económica y política, ayuda tanto a garantizar su inclusión como a reducir las numerosas desigualdades a las que nos enfrentamos muchas personas.

Hoy entre todos y todas, podemos contribuir a la creación de comunidades más cohesionadas y activas, así como a la promoción de la igualdad o la regeneración de espacios públicos. Las sociedades que apuestan por la solidaridad entre generaciones contribuyen a su bienestar general.

La Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España (UDP)

Para leer más