Publicado 13/07/2020 14:38:06 +02:00CET

El 70% de las iniciativas sociales empresariales dieron respuesta a los más vulnerables durante el Covid-19

Directivos de Fundación SERES y Deloitte presentan el informe sobre RSE en la pandemia
Directivos de Fundación SERES y Deloitte presentan el informe sobre RSE en la pandemia - Fundación SERES

   MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Cerca del 70% de las iniciativas de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) de las compañías españolas han dado respuesta a los colectivos más vulnerables durante la crisis sanitaria del Covid19, según han determinado la Fundación SERES y Deloitte en un informe sobre el impacto social de 158 empresas, que en estos meses han puesto en marcha 375 iniciativas.

   Este documento nace de la Fundación SERES que, durante la pandemia desplegó la iniciativa #SERESResponsables, en la que se recogieron e identificaron más de 600 aportaciones de empresas nacionales durante los meses de marzo, abril y mayo.

   Entre los datos más relevantes del informe, además de que el 70% de las iniciativas analizadas se han enfocado en dar respuesta a los colectivos más vulnerables, también ha llamado la atención que gran parte de los esfuerzos en RSE se han orientado a la compra de material sanitario destinado a centros de salud. En concreto, lo han hecho el 35% de las empresas.

LAS EMPRESAS PRIORIZAN EL BIENESTAR SOCIAL

   En líneas generales, Fundación SERES y Deloitte recogen que las iniciativas relacionadas con el ámbito de impacto del bienestar social representan el 68% de las 375 aportaciones analizadas en este informe, enfocándose en cuestiones como la salud (54%), atención y coberturas de necesidades sociales (25%) o la educación (11%).

   En este sentido, los recursos más cedidos por las organizaciones han sido artículos de primera necesidad, material sanitario, servicios de atención médica y plataformas de acompañamiento. Un 37%, es decir, 127 iniciativas han orientado su contribución hacia este ámbito, lo que supone el 35% de las organizaciones analizadas.

   El segundo ámbito en el que se han llevado a cabo más aportaciones es el económico (14%), donde la clasificación se divide en la generación de valor para grupos de interés (57%) y el apoyo a las organizaciones frente a su lucha contra el Covid19 (43%). Los principales recursos cedidos por las empresas en esta área fueron el aplazamiento del pago de las facturas, mejora de condiciones económicas de los servicios, plataformas y programas formativos y contenidos digitales de interés.

   Los otros ámbitos donde se detectaron y analizaron iniciativas de RSE son: conocimiento (7%), relacional (5%), reconocimiento (4%) y organizacional (2%).

LA MAYORÍA DE INICIATIVAS COMENZARON EN ABRIL

   En cuanto a los beneficiarios, los agentes sanitarios han sido los primero, con el 27% del total de aportaciones. De este modo, el 41% de las organizaciones han orientado alguna de sus actuaciones a este colectivo. Le siguen, la sociedad en general (22%); las personas en riesgo de exclusión social (15%); los colectivos vulnerables (13%); empresas, autónomos y clientes (13%); agentes educativos (6%) y otros (3%).

   Este estudio también ha medido el alcance temporal y geográfico de las iniciativas de RSE durante este período de crisis sanitaria. En este sentido, abril ha sido el mes donde comenzaron el 52% (191) de las acciones contra la pandemia, 31% empezó en marzo y 17% en mayo. Por otro lado, el 80% (300) fueron diseñadas y ejecutadas para tener un impacto estatal, mientras que el 19% tenía como objetivo impactar en una comunidad autónoma.

   Además, explica el informe, 208 iniciativas (55%) se implementarán de manera puntual y el 41% se llevaron a cabo durante los meses más complejos de la crisis. Solo el 3% se realizará de manera permanente.

   El presidente de la Fundación, Francisco Román, ha declarado que "la crisis provocada por la Covid19 pone encima de la mesa algunos retos para la sociedad y la empresa", por eso considera "crucial retomar la actividad económica y hacerlo sin dejar a nadie atrás".

   "Esta crisis nos ha permitido comprobar que contamos con un tejido empresarial comprometido, que quiere ser parte de la solución, se compromete y actúa en la mejora de la sociedad. Con este estudio medimos ese impacto social de las empresas en la sociedad, porque la nueva normalidad exigirá una gestión responsable, actuación con un propósito y compromiso empresarial claro y conectado con los retos sociales", ha explicado durante la presentación del informe.

   El presidente de Deloitte, Fernando Ruiz, por su parte, ha afirmado que "el tejido empresarial está siendo el impulsor de un proceso de recuperación que tiene que llevarse a cabo en el menor tiempo posible y donde será prioritario garantizar y generar empleo". A su juicio, "es la mayor aportación" que las empresas pueden hacer "para reactivar la recuperación y disminuir las desigualdades sociales". Son las empresas y su capacidad de superarse y reinventarse las que pueden generar inversiones, empleo y riqueza", ha indicado.

Contador

Para leer más