Actualizado 22/07/2010 14:10 CET

Incendios.- CCOO advierte del alto riesgo de grandes fuegos este verano y reclama políticas forestales "más ambiciosas"

Avión descarga en un incendio
TECNIFUEGO-AESPI

MADRID, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

El sindicato Comisiones Obreras (CCOO) ha advertido este jueves del alto riesgo de grandes incendios forestales existente este verano, por lo que reclama políticas "más ambiciosas" en este sentido.

Así, señala que en lo que llevamos de 2010 el número de incendios forestales ha sido la mitad de los que normalmente se registran en ésta época, ya que según datos del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, hasta el 11 de julio se han registrado un total de 4.925 fuegos, de los que casi el 60 por ciento fueron conatos (menos de una hectárea), frente a los 8.964 incendios del año anterior en estas fechas.

En total, la superficie forestal afectada por el fuego es "de las más bajas" de los últimos años y no llega al 40 por ciento de la media del decenio, con 15.406 hectáreas frente a las 38.760 hectáreas arrasadas en la última década.

No obstante, el sindicato considera que la causa de este descenso no se debe a un cambio en las políticas de gestión de los montes, en las campañas de prevención ni de extinción, sino en las condiciones meteorológicas favorables de este año, ya que el pasado invierno resultó muy húmedo en buena parte del territorio y la precipitación media en el conjunto de España fue del orden de los 400 litros por metro cuadrado, situando este invierno como el tercero más lluvioso desde 1947.

Igualmente, hasta bien entrado junio de 2010 las precipitaciones han seguido siendo abundantes, motivo por el que los "habituales" incendios de invierno en el noroeste peninsular en febrero y marzo han sido "menos numerosos y han afectado a menos superficie" y la época máxima de riesgo en verano se ha retrasado prácticamente un mes.

UN AUTÉNTICO POLVORÍN

Sin embargo, CCOO advierte de que el otro lado de la moneda es que "ahora mismo los montes son un auténtico polvorín" porque precisamente por las abundantes lluvias se ha acumulado gran cantidad de pasto alto, seco y denso, que podría propagar rápidamente el fuego en montes que acumulan, por otra parte, gran cantidad de madera caída por al nieve y las fuertes rachas de viento y lluvia durante el invierno.

Mientras, según datos del sindicato, 56.000 personas forman parte del operativo de lucha contra el fuego, la mayoría dedicadas a extinción, lo que representa en promedio un "ligero descenso en las inversiones" para la lucha contra incendios forestales y el mantenimiento. "Las comunidades autónomas siguen empleando más efectivos y medios a la extinción que a la prevención", subraya.

Por otro lado, ante la muerte de 12 personas en 2009 a causa de los incendios forestales, 10 de ellas de personal dedicado a la extinción, CCOO denuncia la "muy alta" siniestralidad laboral en este campo, en función del número de trabajadores y el periodo de tiempo de la campaña.

En ese sentido, denuncia asimismo, que "siguen produciéndose graves irregularidades en materia de prevención de riesgos laborales", como por ejemplo en Castilla y León, donde la Federación de Servicios a la Ciudadanía FSC de CCOO ha realizado diversas denuncias ante la Inspección de Trabajo por la ausencia de evaluaciones de riesgo de los colectivos que trabajan en extinción de incendios.

Igualmente, lamenta las políticas "continuistas" que avanzan "poco" en la gestión de los montes y en la prevención de estos siniestros y siguen "enfocadas a la extinción", lo que a juicio de la organización "no parecen las adecuadas en un entorno natural" como el español, donde los bosques se siguen expandiendo de forma generalizada con una media anual de un 3 por ciento".

GRAVE RIESGO PARA LA SEGURIDAD

"La continuidad de la masa forestal en gran parte del país y las condiciones climatológicas, cada vez más extremas de los veranos, determinarán un incremento de los grandes incendios forestales, contra los que los operativos de extinción tienen una capacidad de actuación muy limitada, y que ponen en grave riesgo la seguridad de las trabajadoras y los trabajadores de extinción", augura el sindicato.

De este modo, lamenta que la gestión siga siendo una "asignatura pendiente" en España, que es el segundo país con mayor superficie forestal de Europa, con 27,5 millones de hectáreas, el tercero en superficie forestal arbolada, con más de 18 millones de hectáreas y el país europeo con mayor crecimiento de la superficie de bosques (290.000 hectáreas por año) debido, "principalmente", al abandono del medio rural.

"No se ha avanzado significativamente a nivel autonómico en políticas forestales que, además de servir a la conservación de los ecosistemas forestales, afiancen el empleo estable y de calidad en el medio rural, contribuyendo al desarrollo social y económico y generando múltiples beneficios tangibles e intangibles", ha asegurado CCOO que exige "mayores inversiones" en silvicultura, ayuda a propietarios forestales y en mejoras a la creación de empleo estable en el medio rural.

Finalmente, considera "importante" desarrollar el documento Prioridades de Cibeles, una iniciativa presentada durante la presidencia española de la UE, que establece 10 prioridades de actuación para proteger la biodiversidad, entre las que se proponen "medidas urgentes" para frenar la deforestación y degradación de los bosques, los suelos y los recursos hídricos y controlar la introducción de especies exóticas invasoras.

Para leer más