Actualizado 13/02/2012 21:00 CET

El proyecto de ESADE 'Dr. Diabetes' y la Universidad de Berkeley ganan el concurso NCD Challenge de IBM y Novartis

MADRID, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

El proyecto de ESADE 'Dr. Diabetes' y la Universidad de Berkeley (Estados Unidos) han sido los ganadores del concurso NCD Challenge, convocado por IBM y Novartis, para innovar en la lucha contra las enfermedades no transmisibles. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), casi dos tercios de las muertes en todo el mundo se producen como consecuencia de patologías como la diabetes, el cáncer o el asma.

Además, los datos también reflejan que en los próximos 10 años 388 millones de personas morirán a causa de las enfermedades no transmisibles. Por ello, "el NCD Challenge sirve de catalizador para el tipo de ingenio, motivación y accesibilidad que ayudará a controlar la creciente epidemia de enfermedades no transmisibles en muchos lugares del mundo", explica el doctor de la OMS, Jacob Kumaresan.

Los premios de estas compañías están dirigidos a universidades y escuelas de negocios de todo el mundo con el objetivo de "ayudar a que los pacientes con enfermedades no transmisibles puedan afrontar mejor sus necesidades", explican. Para ello, incitan a la presentación de nuevos modelos de prestación de asistencia sanitaria "que se apoyen en la innovación", mantienen.

'Dr. Diabetes' consiste en un dispositivo de mano, compuesto por una aplicación y dos servidores en la nube, que ofrece a las personas que padecen esta enfermedad "un mejor control y gestión de su tratamiento", sostienen sus responsables. Mediante su uso, se envían datos acumulados a los médicos, para que estos puedan realizar diagnósticos precisos, y a las compañías farmacéuticas y hospitales, para una mayor eficiencia en la investigación y el desarrollo de soluciones.

Los estudiantes que han desarrollado este proyecto estiman que se reducirán en un 73 por ciento los costes del tratamiento para el paciente y de un 65 por ciento sus visitas al hospital. Además, los riesgos de complicaciones serán menores.

Esta novedosa aplicación se va a limitar a China en su primera fase de implantación, pero se le augura un gran futuro, ya que "se ha diseñado de tal forma que en el futuro se pueda a aplicar a otras enfermedades no transmisibles", confirman desde Novartis.