Actualizado 08/03/2011 18:00 CET

Seis pruebas piloto estudian la viabilidad de la biomasa forestal como fuente de energía en Cataluña

Bosque de ribera
CONSELLERIA DE MEDIO AMBIENTE DE CATALUNYA

BARCELONA, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

Ayuntamientos, silvicultores e instaladores han puesto en marcha seis pruebas piloto en Cataluña para determinar la viabilidad de utilizar la biomasa forestal como fuente de energía en Cataluña, en un proyecto que cuenta con el apoyo del Fondo Social Europeo.

La Asociación Catalana de Municipios (ACM), el Centro Tecnológico Forestal de Cataluña (CTFC), el Consorcio Forestal de Cataluña (CFC), la Federación de Empresarios Instaladores de Cataluña (Ferca) y el Qnorm han acordado así sumarse a la iniciativa INNObiomasa, con el objetivo de consolidar la biomasa térmica como fuente de ocupación.

El proyecto se llevará a cabo durante todo el 2011 y busca diagnosticar el consumo y el potencial de aprovechamiento energético, promover la formación profesional y la creación de ocupación, impulsar la certificación de un producto de calidad y dar a conocer y divulgar los resultados obtenidos.

La primera acción se prolongará durante seis meses y se llevará a cabo en seis áreas piloto --el Gironès, el Montnegre i Corredor, l'Anoia, el Solsonès, la Noguera, la Ribera d'Ebre y el Priorat-- donde existe suficiente masa boscosa, mano de obra desempleada y hasta la fecha no se ha desarrollado ninguna iniciativa parecida.

Los bosques representan el 51% de la superficie total de Cataluña, si bien una parte importante de los mismos están subexplotados a causa del abandono progresivo de los mismos por la falta de rentabilidad económica de su cuidado.