Publicado 12/04/2018 14:31:22 +02:00CET

La tasa de actividad emprendedora sube un punto, hasta el 6,2%, pero mantiene a España por debajo de la media

La tasa de actividad emprendedora sube un punto, hasta el 6,2%, pero mantiene a
CISE

   MADRID, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La tasa de actividad emprendedora (TEA) española aumentó un punto porcentual (del 5,2% al 6,2%) en 2017 respecto al año anterior, con lo que el país se acerca a cifras precrisis, si bien todavía se encuentra casi un punto y medio por debajo del 7,6% que obtuvo en 2007 y a casi dos puntos de distancia de la media europea, según datos del 'Informe Global Entrepreneurship Monitor (GEM) España 2017-18'.

   Aunque la tasa de actividad emprendedora española se encuentra por debajo de la media europea (8,1%), sí supera a economías como Francia (3,9%), Italia (4,3%) o Alemania (5,3%), según pone de manifiesto el estudio presentado por el Centro Internacional Emprendimiento (CISE), la Asociación RED GEM España, la Fundación Rafael del Pino y Banco Santander.

   Además, creció la tasa de negocios consolidados, situando a España en la media de Europa y por encima del total de las economías impulsadas por la innovación con un 7%, y presentó un porcentaje de abandonos empresariales menor que el de la media de países de su mismo nivel de desarrollo, con un 1,9% frente al 2,9%.

   El informe señala que el 68,5% de los encuestados --25.000 personas de entre 18 y 64 años-- afirmó que su principal motivación a la hora de crear un negocio era detectar oportunidades en el mercado, mientras que el 28,3% apuntó a la necesidad.

   En esta línea, aumentaron las percepciones de oportunidades de negocio entre los españoles hasta el 32%, diez puntos por debajo de la media europea. En cuanto a las percepciones sobre sus capacidades para emprender, el porcentaje de españoles que considera que posee las necesarias se mantuvo en torno al 45%, y cuatro de cada diez encuestados identificaron el miedo al fracaso como un condicionante para el comportamiento emprendedor.

   Casi la mitad de las iniciativas innovadoras se concentran en el sector de ventas, retail y servicios y nacen, en su mayoría, en forma de autoempleo. Así, menos de la mitad de los emprendedores españoles (42%) considera generar empleo y sólo un 9% espera contratar a seis o más empleados en los próximos cinco años.

SE REDUCE LA BRECHA DE GÉNERO

   Por otro lado, la TEA presenta una participación masculina relativamente mayor que la femenina (55,1% frente 44,9%); no obstante, la brecha entre hombres y mujeres a la hora de emprender viene disminuyendo de forma continua desde 2012. Actualmente, ocho mujeres inician negocios por cada 10 hombres españoles, una cifra que supera a la media de Europa, donde se cuentan seis mujeres por cada 10 hombres emprendedores.

   Las diferencias de género se acentúan en torno a los negocios consolidados que lideran hombres (60%) frente a los que están bajo la dirección de mujeres (40%), aunque se equipara en lo que respecta a personas que esperan crear un negocio en los próximos tres años (50,9% de hombres frente a 49,1% de mujeres) y cambian a favor de las mujeres cuando se trata del abandono de negocios, lo que sucede en el 52,6% de los casos cuando los lideran hombres.

   Por otro lado, el informe recoge las recomendaciones de más de 600 expertos consultados, que van orientadas al diseño de políticas gubernamentales que reduzcan las cargas fiscales y la burocracia para las nuevas empresas, que favorezcan la formación en emprendimiento y que impulsen el desarrollo de instrumentos financieros públicos y privados orientados a la creación de nuevos negocios.

Lo más leído

  1. 1

    La importancia de los arándanos para los músculos

  2. 2

    Muere un motociclista de 27 años en un choque con un turismo en Dumbría (A Coruña)

  3. 3

    Abascal augura un otoño 'caliente': "Si los españoles quieren, el Gobierno puede caer muy pronto"

  4. 4

    Muere uno de los dos heridos en el accidente del hidroavión de Lobios (Ourense), un vecino de Portugal de 65 años

  5. 5

    Éstas son las armas para frenar los brotes de covid-19