5 de abril de 2020
 
Actualizado 28/02/2020 17:24:13 +00:00 CET

Grecia y Bulgaria refuerzan la seguridad fronteriza ante el posible repunte de migraciones desde Turquía

Refugiados en Lesbos
Refugiados en Lesbos - GETTY

"Grecia no tiene ninguna responsabilidad de los trágicos acontecimientos en Siria", subraya Mitsotakis

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

Las autoridades griegas y búlgaras han ordenado el refuerzo la protección fronteriza ante la posible llegada de migrantes y refugiados desde Turquía por la creciente escalada de tensiones en el noroeste de Siria, donde a última hora del jueves se cruzaron ataques las fuerzas turcas y sirias.

El primer ministro griego, Kyiriakos Mitsotakis, ha anunciado las medidas en un encuentro del Gobierno. Atenas ya ha notificado el endurecimiento de la vigilancia a la Comisión Europea, ante la que ha esgrimido no razones de seguridad sino de salud pública.

En concreto, el Ejecutivo griego sostiene que entre los potenciales migrantes hay personas de Irán y Afganistán, países donde se han confirmado casos del nuevo coronavirus. Debe verse "como una medida de protección sanitaria para toda Europa", según Mitsotakis.

El jefe de las Fuerzas Armadas de Grecia, Konstantinos Floros, se ha desplazado hasta la región de Evros, fronteriza con Turquía, para coordinar las nuevas medidas, entre las que también figura un refuerzo de las patrullas marítimas, según el diario 'Kathimerini'.

Mitsotakis ha alertado en Twitter de que un número "significativo" de migrantes ha intentado cruzar la frontera "ilegalmente" y ha avisado de que Grecia "no tolerará" este tipo de acciones. "Grecia no tiene ninguna responsabilidad de los trágicos acontecimientos en Siria y no sufrirá las consecuencias de las decisiones que tomen otros", ha apostillado.

https://img.europapress.es/fotoweb/fotonoticia_20200228112700-2002945389_640.jpg

Refugiados en Lesbos - getty

La creciente llegada de migrantes ha provocado momentos de tensión en la frontera, donde las fuerzas de seguridad griegas han recurrido a gases lacrimógenos para disuadir a quienes intentaban cruzar. Según la cadena ERT, se ha cerrado el paso que comunica las localidades de Kastanies y Pazarkule.

MENSAJE DE BULGARIA

Por su parte, el primer ministro de Bulgaria, Boiko Borisov, también ha confirmado una mayor vigilancia, tanto terrestre como marítima, por la "amenaza real" de que se produzca "un repunte en el flujo migratorio", según la agencia de noticias estatal BTA.

Borisov ha sugerido que los guardias turcos se han retirado de la frontera. "Esperamos que frenen a los migrantes antes", ha afirmado el mandatario búlgaro en su declaración.

Posteriormente, el primer ministro ha mantenido una conversación telefónica con Erdogan, con quien ha acordado reunirse el lunes, si bien no ha desvelado dónde. Según ha explicado su oficina, "ha quedado claro que en estos momentos no hay una amenaza directa para Bulgaria". Además, Borisov ha trasladado al presidente turco que en una situación como la actual ningún país debería tener que abordarla en solitario.

El Ministerio de Defensa de Bulgaria ha anunciado el envío de un millar de efectivos adicionales. El titular de este departamento, Krassimir Karakachanov, ha afirmado que las Fuerzas Armadas tomarán las medidas que sean necesarias "para no dejar que un solo inmigrante ilegal entre en territorio búlgaro".

https://img.europapress.es/fotoweb/fotonoticia_20200228112700-2002945399_640.jpg

Refugiados en Lesbos - getty

TURQUÍA NIEGA CAMBIOS

Los medios turcos han informado este viernes de que cientos migrantes se han aproximado en las últimas horas a zonas de la frontera terrestre con Grecia, mientras que varias decenas más se han concentrado en localidades costeras con la intención de embarcar hacia las islas griegas en el Egeo

El Gobierno de Turquía ha aclarado que "no hay cambio en la política hacia los refugiados y solicitantes de asilo" a pesar de la reciente escalada de tensiones en Siria y ha asegurado que el creciente flujo hacia la frontera con Grecia se debe a la "preocupación" de los propios migrantes.

Para leer más