10 de abril de 2020
 
Actualizado 29/02/2020 0:45:09 +00:00 CET

Trump condena el ataque en Idlib en el que han muerto 33 militares de Turquía

Los presidentes de Turquía, Recep Tayyip Erdogan (i), y Estados Unidos, Donald Trump (d)
Los presidentes de Turquía, Recep Tayyip Erdogan (i), y Estados Unidos, Donald Trump (d) - Contacto - Archivo


Pompeo asegura que EEUU "está revisado opciones" para "asistir" a Turquía

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha condenado este viernes el ataque del jueves en la provincia siria de Idlib (noroeste) en el que murieron 33 militares turcos, al tiempo que ha pedido junto a su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, el fin de la ofensiva contra esta zona del país árabe.

La Casa Blanca ha indicado en un comunicado que Trump ha trasladado sus condolencias a Erdogan por lo sucedido, antes de reafirmar su apoyo a los esfuerzos de Ankara para "desescalar la situación en el noroeste de Siria y evitar una catástrofe humanitaria".

"Los dos líderes han acordado que el régimen de Siria, Rusia y el régimen iraní deben detener su ofensiva antes de que más civiles inocentes mueran y se vean desplazados", ha zanjado.

Asimismo, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, ha condenado "en los términos más fuertes posibles" el "despreciable y descarado" ataque al Ejército de Turquía. De forma paralela, ha asegurado que el país "está revisando opciones" para asistir a su "aliado en la OTAN".

"Estados Unidos está colaborando con nuestros aliados turcos y está revisando opciones para asistir a Turquía contra esta agresión, al tiempo que buscamos prevenir que continúe el régimen de (el presidente de Siria, Bashar) al Assad y la brutalidad rusa y aliviar el sufrimiento humanitario en Idlib", ha indicado Pompeo en un comunicado.

"El régimen de Al Assad, Rusia, Irán y Hezbolá deben cesar sus ataques en Idlib", ya que "sus acciones impiden directamente un alto el fuego" en el norte de Siria, ha agregado. "Los ataques deben terminar, el acceso humanitario debe estar garantizado", ha zanjado, aludiendo también a una "solución política en línea" con la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Por su parte, la Presidencia turca ha manifestado que Erdogan ha reafirmado la "determinación" de Ankara a "limpiar de elementos del régimen (sirio) el área determinada en Idlib por el memorando de Sochi", según ha informado el diario turco 'Daily Sabah'.

A las condenas se ha sumado el Gobierno de Francia, que ha trasladado a Ankara sus "condolencias y solidaridad" tras el ataque y ha denunciado las "repetidas violaciones de sus compromisos por parte de Siria y Rusia".

El ministro de Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian, ha reiterado el llamamiento de París a Damasco y Moscú para que "pongan fin a la ofensiva militar en el noroeste sirio" y que "respeten totalmente sus obligaciones con el Derecho Humanitario" y "vuelvan a los acuerdos de lato el fuego alcanzados en otoño de 2018 para poner fin inmediatamente a las hostilidades".

En una llamada con su homólogo turco, Mevlut Cavusoglu, Le Drian ha incidido en que "Rusia debe seguir sus negociaciones con Turquía para lograr una desescalada en Idlib y permitir el relanzamiento del proceso político".

Por último, ha aplaudido los "esfuerzos" de los países vecinos de Siria, "y Turquía en particular", para "dar ayuda a los refugiados sirios", al tiempo que ha mostrado la "determinación" de Francia para "movilizar una asistencia humanitaria reforzada, a título nacional y con la Unión Europea y sus estados miembro".

EL ATAQUE SIRIO EN IDLIB

La muerte de los 33 militares turcos en el ataque de las fuerzas sirias en Idlib provocó una reunión de emergencia encabezada por el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, y derivó en una respuesta militar de Ankara contra posiciones del Ejército sirio en las provincias de Idlib, Alepo, Hama y Latakia.

En este sentido, el ministro de Defensa turco, Hulusi Akar, ha asegurado que las Fuerzas Armadas han matado a 329 militares sirios y han alcanzado 200 objetivos gubernamentales en estos ataques, según el diario turco 'Daily Sabah'.

Frente al balance ofrecido por el Ministerio de Defensa turco, el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, que tiene una amplia red de activistas en territorio sirio, ha asegurado que los ataques aéreos y los bombardeos turcos en Idlib han matado a al menos 16 militares sirios.

Por su parte, Rusia ha asegurado que hizo lo posible para que los militares turcos no se vieran alcanzados por el ataque de las fuerzas sirias y ha argumentado que llegó en respuesta a una "amplia ofensiva" de Hayat Tahrir al Sham (HTS) contra posiciones del Ejército del país árabe en Idlib.

La provincia de Idlib y zonas de las de Alepo y Hama se encuentran en manos de varios grupos armados, el más importante de los cuales es el grupo yihadista HTS. El Gobierno de Siria ha defendido que la ofensiva es parte de su lucha contra el terrorismo en el país.