Lanzan una iniciativa en Málaga para proteger a las víctimas de violencia de género con perros adiestrados

 

Lanzan una iniciativa en Málaga para proteger a las víctimas de violencia de género con perros adiestrados

Contador
Nota Proyecto Pepos Violencia De Género
JUNTA DE ANDALUCÍA
Publicado 13/06/2017 13:59:57CET

MÁLAGA, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

La asociación Proyecto Pepos ha puesto en marcha una iniciativa para proteger a víctimas de violencia de género de sus agresores con perros adiestrados. Se trata de una iniciativa que está radicada en el municipio malagueño de Alhaurín de la Torre, y que es la primera de este tipo en la comunidad andaluza.

El delegado del Gobierno andaluz en Málaga, José Luis Ruiz Espejo; la delegada de Igualdad y Políticas Sociales, Ana Isabel González; la coordinadora del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), Rosa del Mar Rodríguez; el responsable de la asociación, Sebastián Rayo, y representantes de Pepos; han presentado este martes el proyecto, que actualmente atiende a una mujer con un can, y con ocho perros disponibles para ser asignados.

La asociación se encarga de adiestrar al perro para que sean posteriormente donados a las mujeres y que puedan ser protegidas por el can. Al tiempo, Pepos se encarga de formar a las usuarias para el cuidado de estos animales y cómo tienen que usarlos ante un caso que requiera su protección.

Según ha detallado Rayo, el can adiestrado no es un perro de defensa, sino de protección. En el primer caso, "el perro está constantemente alerta, defiende o ataca hasta las últimas consecuencias"; mientras que un perro de protección utiliza su instinto "para defender a su grupo y su manada".

Asimismo, el animal no solo tiene una función protectora, sino también terapéutica. "Es impresionante el cambio que da esta mujer una vez que empieza a tratar y vivir con el perro. Les da seguridad, les levanta la autoestima, y es un cambio radical el que ejerce", ha señalado.

El tipo de perro más adecuado, según ha explicado, es un can voluminoso "para quitarle las ganas al agresor de acercarse"; y lleva una indumentaria que amedrenta al posible atacante, compuesto por un bozal de impacto, ya que el perro de protección nunca muerde, un arnés y un collar. Las razas más comunes son los pastores alemanes y pastores belgas.

Rayo, quien ha realizado una demostración 'in situ' de la actuación de un perro, ha detallado el proceso de asignación de un perro a una mujer. En primer lugar, las "supervivientes nos vienen remitidas por la Policía Nacional o los servicios de Asuntos Sociales de los ayuntamientos", y tienen que ser víctimas de violencia machista "con órdenes de alejamiento". Tras esto, pasarán por "filtros" de abogadas y psicólogas de la asociación para, por último, entrevistarse con los adiestradores "quienes determinarán si son aptas para tener un perro".

Además, ha explicado que en el momento que la usuaria consigue superar todos los "filtros", se le asigna un animal pero "no se lo lleva directamente a casa", sino que acude al centro de adiestramiento para realizar paseos y cuidados que consigan vincular el perro y la mujer.

Tras un mes de trabajo conjunto, la usuaria puede llevarse el can a casa, y cada dos o tres semanas siguen acudiendo al centro de adiestramiento hasta los seis u ocho meses. Después de este periodo, se realizan visitas rutinarias cada dos meses. En el caso de que un perro necesitara intervenir, tendría que volver al centro para "resetear" el problema que le ha podido generar esa actuación, ha agregado Rayo.

Asimismo, ha asegurado que se trata de una medida "lo suficientemente disuasoria" ante el agresor, recordando que en Madrid esta iniciativa lleva siete años funcionando. "Hay 27 perros, no todos han tenido que actuar, pero ha habido actuaciones y todo perfecto", ha concretado.

Ha explicado que la relación entre el perro y la usuaria es "de por vida". "Una vez que la mujer entra en el proyecto y se le entrega un can, la mujer tiene que tenerlo hasta que su agresor fallezca". Así, ha especificado que la responsable de los cuidados del animal es la usuaria, pero desde la asociación están trabajando en programas de ayuda económica para casos concretos.

Por último, Rayo ha lamentado que la legislación actual no dé permiso para que los perros de este tipo puedan entrar en los establecimientos públicos. "Eso es uno de los hándicaps que tenemos actualmente, y que estamos intentando luchar contra ellos en los ayuntamientos para que puedan entrar", ha concluido.

Por su parte, Ruiz Espejo ha iniciado su intervención mostrando su "absoluta repulsa" ante el último asesinato machista producido en la madrugada de este martes en la localidad granadina de Las Gabias. "De confirmarse, elevaría a cinco el número de víctimas en Andalucía y a 34 en España en lo que va de año", ha especificado.

Asimismo, ha concretado que la colaboración entre Proyecto Pepos, el IAM y la Delegación de Igualdad y Políticas Sociales consistirá en diferentes mecanismos de coordinación para mujeres que puedan ser derivadas a la asociación y sean valoradas para tener un perro de protección.

Además, ha adelantado que la asociación podría presentarse a alguna convocatoria de la Junta para contar con algún tipo de financiación por parte del Gobierno autonómico, ya que actualmente el Proyecto Pepos está íntegramente financiado por el equipo de 26 personas que lo componen.

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial
La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies