Carbonero pide a La Caixa "pleno compromiso social" con Andalucía, en la que espera que "entre con buen pie"

Francisco Carbonero
EUROPA PRESS
Actualizado 18/05/2012 18:44:43 CET

Urge a la caja catalana a "depurar" responsabilidades por la gestión de Banca Cívica, que considera un "fracaso"

SEVILLA, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de CCOO en Andalucía, Francisco Carbonero, ha exigido este viernes a La Caixa "pleno compromiso social con el desarrollo económico y la cohesión social" de la comunidad autónoma en su nuevo papel de "principal entidad financiera de la región", en la que espera que "entre con buen pie" una vez que se consume la absorción de Banca Cívica por parte de la caja catalana.

Además, y a través de un comunicado, el líder sindical ha solicitado a La Caixa que despliegue "una clara vocación de servicio" a la "amplia" clientela de ambas entidades, que sirva para "recuperar y aumentar" la confianza que, a su juicio, se ha visto "en gran medida deteriorada en los últimos tiempos", así como que garantice "el empleo directo e indirecto que la suma de ambas entidades acumula en Andalucía".

Se trata de un compromiso que Carbonero espera que ambas cajas plasmen en las asambleas que ambas celebrarán el próximo día 22, cuando confía en que La Caixa "garantice el volumen de empleo en Andalucía de la entidad y sus empresas participadas", para lo cual debe, en su opinión, "renunciar expresamente al uso de la reforma laboral para adoptar medidas traumáticas".

En este sentido, el líder sindical se ha hecho eco de la "preocupación" que, según ha explicado, existe en la Federación andaluza del sector financiero de CCOO por la posibilidad de que "se pueda pretender integrar a los trabajadores de Banca Cívica como un segundo escalón dentro de la plantilla de La Caixa", especialmente "con una movilidad geográfica ilimitada y desregulada, que podría suponer miles de empleados desplazándose de Andalucía a Cataluña".

CRÍTICAS A BANCA CÍVICA

Por otra parte, Carbonero ha aprovechado la ocasión para criticar la gestión realizada por Banca Cívica, que ha descrito como "un viaje a ninguna parte impulsado por dos visionarios que se han creído banqueros y se han puesto sueldos indecentes, alentados por el gobernador del Banco de España y por otros, y que ha pasado por encima de la clientela, de las plantillas y del conjunto de la sociedad andaluza, que no solo ha perdido las cajas sino que ha tenido que soportar el banco de vida más breve que se conoce".

En su opinión, el proyecto de Banca Cívica "no solo ha sido un proyecto fracasado" sino un modelo de gestión "en el que hay responsabilidades obvias, ya veremos de qué nivel y gravedad", que espera que La Caixa "depure de forma inmediata una vez se produzca la absorción".