Industria química andaluza produce 23.800 millones al año y emplea de forma directa a más de 7.000 personas

Actualizado 03/07/2015 18:07:21 CET

El consejero de Economía acude a Expoquimia para dar a conocer el potencial de este sector andaluz y atraer nuevas inversores

BARCELONA, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Sánchez Maldonado, ha destacado el peso económico y la potencialidad de la industria química andaluza, cuyo valor de producción superó el pasado año los 23.800 millones de euros y que emplea a más de 7.000 personas de forma directa en Andalucía.

Sánchez Maldonado ha participado en Barcelona en un acto celebrado en Expoquimia, la feria internacional de la industria química, en el que se ha dado a conocer la memoria conjunta de la Asociación de Grandes Industrias del Campo de Gibraltar (AGI) y la Asociación de Industrias Químicas, Básicas y Energéticas de Huelva (Aiqbe), las dos principales agrupaciones empresariales de este sector en Andalucía. La delegación andaluza en la muestra se ha completado con representantes de los puertos de Huelva y Algeciras.

El consejero ha explicado que esta es la primera vez que la Junta participa en Expoquimia, en la que persigue dar a conocer la potencialidad de la industria andaluza y atraer nuevas inversiones para la comunidad autónoma.

En este sentido, ha señalado que las empresas de AGI y Aiqbe aportan actualmente casi la mitad del valor de la producción industrial de toda Andalucía y emplean de forma directa e indirecta a 14.000 personas. Se trata, ha añadido, de una industria que "sitúa a Huelva y el Campo de Gibraltar entre los espacios que generan una mayor actividad, dinamismo y proyección de la economía andaluza" y que "han traducido su esfuerzo en actividad y empleo, a través de la innovación y vinculando su crecimiento a una conciencia medioambiental".

Ha indicado que en su desarrollo tienen también un papel fundamental los puertos de Huelva y Algeciras, ha apuntado Sánchez Maldonado, así como el acompañamiento de la Junta, "que pone a disposición de la industria instrumentos y recursos para impulsar la competitividad, como incentivos a la innovación o de fondos reembolsables, servicios avanzados para emprender, internacionalizar o captar inversiones, infraestructuras científico-tecnológicas y apoyo para incorporar procesos tecnológicos innovadores y más eficientes".

Para el titular de Economía, se trata de una actividad que aún cuenta con potencial de crecimiento en Andalucía, que ofrece una "excelente oportunidad" como destino de inversiones industriales en este ámbito "por la experiencia de estos clusters, un entorno económico e institucional caracterizado por la formación y la cualificación de recursos humanos, la creación de potentes infraestructuras tecnológicas, con programas de incentivos a la innovación empresarial, por ser un excelente punto de conexión entre Europa, África y el Mediterráneo, su red de infraestructuras y un clima social de estabilidad y diálogo permanente con organizaciones empresariales y sindicales".

LA FERIA

Expoquimia, la mayor feria de la industria química en el sur de Europa, congrega en Barcelona hasta el 3 de octubre a unas 500 empresas y más de 30.000 profesionales. Se trata de uno de los tres salones de la química que, junto a Eurosurfas y Equiplas, se celebrarán simultáneamente en la Fira de Barcelona para mostrar la oferta técnica, comercial y científica de esta industria.

La Junta participa en este encuentro en la iniciativa Smart Chemistry, Smart Future (SCSF), proyecto corporativo de la industria química española, liderado por la Federación Empresarial de la Industria Química Española (Feique), en el que participan empresas y organizaciones líderes del sector y que persigue mostrar el potencial innovador, así como el carácter estratégico y competitivo, de la industria química española, con el fin de atraer inversiones.

Para ello, se han presentado en la muestra los objetivos y balance de resultados de los dos clusters industriales andaluces (AGI y Aiqbe) y se ha programado también la mesa redonda 'Invest in Chemicals, Invest in Spain', donde se expondrán las ventajas que representa para las empresas del sector invertir en la comunidad autónoma.

UN SECTOR EN AUGE

Según datos de Feique, la industria química es el sector manufacturero que mayor crecimiento experimentará globalmente hasta 2030, con un crecimiento anual del 4,5 por ciento, cifra sólo superada por el sector energético. Con una cifra de negocios cercana a los 56.000 millones, la industria química española genera actualmente el 11 por ciento del Producto Industrial Bruto, así como 50.000 empleos directos, indirectos e inducidos, y es el segundo mayor sector exportador de la economía española, con unas ventas superiores a 30.000 millones. Alrededor del 55 por ciento de su producción se destina a mercados internacionales.

Desde 2000, la industria química española acumula un crecimiento de su cifra de negocios del 54,5 por ciento, y su contribución al Producto Industrial Bruto (PIB) se ha elevado del 9,5 al 11 por ciento, convirtiéndose en el cuarto sector industrial del país por detrás de otros sectores como la alimentación, metalurgia y automoción.

CIFRAS ANDALUZAS

Ambas organizaciones han indicado que el valor de la producción total de las empresas integradas en AGI y Aiqbe ascendió en 2013 a 23.831 millones de euros, unos 800 millones más respecto al ejercicio anterior, de los que el 55 por ciento tuvo como destino el mercado nacional, mientras que el 45 por ciento fue exportado gracias a la demanda internacional.

En cuanto a la cifra de ingresos de las empresas asociadas a ambas agrupaciones cabe destacar que el 81,7 por ciento respondió a materias primas y auxiliares; el 4,5 por ciento a otros gastos de explotación; el 4,4 por ciento a energía; el 1,8 por ciento a otros servicios y suministros y el 1,4 por ciento a transportes, siendo el VAB del 6,1 por ciento.

En la cifra correspondiente al valor de la producción de AGI y Aiqbe, el 70 por ciento corresponde al sector de refino de petróleo y gas. En segunda posición se sitúan la industria petroquímica, los productos químicos y la metalurgia, ambas con un 12 por ciento, seguidas de la generación de energía eléctrica, con un dos por ciento, y los biocombustibles, gases industriales, los fertilizantes, la industria papelera y los servicios portuarios con un uno por ciento.

En 2013 los datos conjuntos sobre empleo sumaron un total de 7.133 trabajadores propios. A esta cifra se añaden los 5.072 pertenecientes a empresas auxiliares que desarrollan regularmente su actividad en estos centros de producción, por lo que la cifra global ascendió a 12.205 trabajadores.

En cuanto al tipo de empleo, el 97 por ciento de las plantillas propias de AGI y Aiqbe disponían de un contrato indefinido. Un 64,5 por ciento de los mismos trabajó en puestos vinculados a la producción, el 13,7 por ciento en departamentos de gestión y administración, el 12,5 por ciento en otros servicios y el 9,2 por ciento en áreas de mantenimiento. Por último, atendiendo al nivel de cualificación, el 47 por ciento del total tenía formación profesional y el 23,3 por ciento, titulación universitaria.

Los efectos directos generados de manera agregada por los centros de trabajo que integran ambas asociaciones se situaron en términos de Valor Añadido Bruto (VAB) en 1.472,2 millones de euros en 2013, lo que supone un aumento de casi 177 millones con respecto al año anterior. El número de empleos creados de manera directa por las industrias de las dos asociaciones fue de 7.223 personas.

La suma de los efectos directos, indirectos e inducidos permite medir el impacto total de los asociados de AGI y Aiqbe en Cádiz y Huelva: 2.334,4 millones de euros en cuanto a VAB y 24.594 en número de empleados.

Las inversiones realizadas durante el pasado año ascendieron a 296,1 millones de euros, acumulando un total de 4.176 millones de euros en los últimos siete años.