Nace la primera empresa española especializada en quitar piojos

 

Nace la primera empresa española especializada en quitar piojos

Actualizado 15/05/2010 14:25:25 CET

BARCELONA, 15 May. (EUROPA PRESS) -

Dos mujeres emprendedoras, una valenciana y una barcelonesa, han creado la primera empresa de España, bautizada como 'Fuig Poll' y con sede en Barcelona, especializada en despiojar cabezas de niños y sus madres, fuertemente afectadas por estos parásitos a través de productos 100% naturales.

En declaraciones a Europa Press, las dos fundadoras, Neus Quimasó y Gretel Stuyck, explicaron que la iniciativa nació en marzo tras percatarse del "nicho de mercado" existente en la materia en España, y siguiendo el ejemplo inglés y chileno de "muy reciente creación el último año".

Desde marzo, las mujeres han atendido a 50 familias y, tras el éxito cosechado, han decidido abrir una sede en el número 12 de la avenida Mistral que inaugurarán el lunes en el barrio barcelonés del Poble-Sec.

A raíz de sufrir el problema en primera persona, las dos mujeres sopesaron la posibilidad de emprender esta iniciativa, a la que acuden especialmente "madres desesperadas" que se encuentran con su primera "experiencia traumática" en este sentido.

"La primera vez que te das cuenta de que tu hijo puede tener piojos la cabeza suele estar muy poblada, y abrir una cabeza de este tipo puede resultar muy desesperante", señalaron, al tiempo que observaron que a menudo las madres también resultan afectadas por este problema.

"¿Y, quién te quita los piojos como madre?", se preguntaron las dos mujeres que, para la primera fase de este cometido, utilizan aspiradores que acaban en una suerte de cepillo que pasan mecha a mecha por todo el cuero cabelludo, previamente dividido en seis partes.

Posteriormente, pasan por el cabello el peine de metal especializado en quitar piojos y sus liendres, para alcanzar la tercera fase, que las fundadoras de Fuig Poll consideran la más importante y que consiste en enfocar con grandes luces de diagnóstico la separación "pelo a pelo" de todo el cabello para comprobar que no ha quedado ningún resto.

Ataviadas con batas blancas, las mujeres realizan generalmente una segunda sesión para asegurar que no se ha reproducido ninguna liendre y no ha quedado ningún pequeño parásito.

TALLERES PREVENTIVOS: "GRAN DESCONOCIMIENTO"

Las mujeres, que también imparten talleres de prevención en escuelas catalanas, lamentaron el "gran desconocimiento" existente sobre el tema y advirtieron de las "resistencias" creadas por los productos antiparasitarios que utilizan muchas madres "semana tras semana".

"Los piojos se ríen muchas veces de estas soluciones a las que se han hecho inmunes", explicaron, a la vez que defendieron su método "100% natural", cuya primera sesión --de hora y media-- cuesta 50 euros, y la segunda, 20.

Durante el proceso, en el que distraen a los niños con videoconsolas, también aprovechan para hacer pedagogía entre los niños para evitar que vuelvan a tener piojos. Según destacaron, "cuánto más limpio está su pelo más costará que vuelvan a sufrir este problema".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies