Varios miembros del Gobierno, heridos leves en el atentado contra el presidente Mnangagwa

Emmerson Mnangagwa
REUTERS / LUC GNAGO - Archivo
Actualizado 23/06/2018 18:27:57 CET

HARARE, 23 (Reuters/EP)

El vicepresidente de Zimbabue, Constantino Chiwenga, y su esposa han resultado heridos leves en el atentado destinado contra el presidente Emmerson Mnangagwa tras un mitin en la ciudad de Bulawayo, y que ha salido ileso de la detonación, que ha ocurrido justo detrás de él.

"La señora Chiwenga ha resultado levemente herida y su marido también se vio afectado de manera menor", según fuentes oficiales bajo condición de anonimato.

Según las mismas fuentes, también han resultado heridos el vicepresidente Kembo Mohadi, con lesiones en una pierna, y el ministro de Agua y Medio Ambiente, Oppah Muchinguri-Kashiri.

El propio Mnangagwa ha condenado el ataque a través de un mensaje en su cuenta en Twitter. "Esta tarde cuando me iba de un maravilloso acto en Bulawayo hubo una explosión en el escenario. Hay varias personas afectadas por la explosión y les he visitado en el hospital", ha relatado.

"Mientras esperamos más información, mis recuerdos y oraciones son para los afectados para este acto de violencia sin sentido. La campaña ha sido libre y pacífica y no vamos a permitir que este acto cobarde se interponga en nuestro camino hacia las elecciones", ha subrayado. "Sigamos unidos y afrontemos nuestras diferencias en paz. La respuesta más potente a la violencia es la paz. La respuesta más fuerte al odio es el amor. Que Dios bendiga a Zimbabue", ha apostillado.

Las imágenes captadas por la televisión estatal de Zimbabue muestran cómo Mnangagwa y sus acompañantes resultan alcanzados por la detonación al poco de bajarse de la tribuna tras su discurso electoral -- los comicios se celebran el próximo día 30 de julio -- en el Estadio Blanco de Bulawayo, la segunda ciudad del país. La Policía ya está investigando.

VIOLENCIA TRAS EL ACUERDO DE PAZ

Este atentado tiene lugar después de que los partidos políticos de Zimbabue se comprometieran a firmar el próximo martes una "tregua" para contener las tensiones en el país antes, durante y después de las elecciones del mes que viene, según ha confirmado el presidente del Comité Nacional para la Paz y la Reconciliación (NPRC, por sus siglas en inglés), el juez retirado Selo Maselo Nare.

"Este compromiso de paz permitirá que los ciudadanos responsabilicen a los políticos de sus actos", ha explicado en declaraciones recogidas por el 'Herald'.

La cifra de candidatos al cargo es la mayor desde que el país obtuvo su independencia de Reino Unido en 1980, según destaca el diario oficial 'The Herald', si bien es cierto que es la primera en la que no concurre su histórico antiguo mandatario, Robert Mugabe.

Entre los 23 candidatos que presentaron el jueves la documentación ante la Comisión Electoral figura el actual presidente, así como la antigua vicepresidenta Joyce Muhuru y el líder del principal partido opositor, el Movimiento Democrático para el Cambio (MDC), Nelson Chamisa.

En las últimas elecciones celebradas en 2013, solo hubo cinco candidatos, entre ellos Mugabe y el entonces líder del MDC, Morgan Tsvangirai, quien falleció hace unos meses.

Mnangagwa, de 75 años, espera poder seguir en el cargo al que accedió tras la caída de Mugabe, mientras que Chamisa, de 40 años, confía en poder atraer el voto de los más jóvenes y poner fin a la hegemonía del gobernante ZANU-PF al frente del país.

El mandatario ha prometido organizar elecciones justas y libres, tras unos últimos años marcados por las críticas internacionales contra las tácticas autoritarias de Mugabe. En aras de esta transparencia, el Gobierno zimbabuense invitará a observadores internacionales para que acrediten la legitimidad de todo el proceso.

Desde su llegada al poder, Mnangagwa, apodado 'Cocodrilo', ha solicitado el reingreso de Zimbabue en la Commonwealth y ha prometido romper con parte de la línea dura marcada por su predecesor, para por ejemplo abrir el país a la entrada de inversores extranjeros.