Alfredo Quiñones recoge este martes el VII Premio de Cirugía Cortes de Cádiz

Actualizado 20/10/2015 6:05:55 CET

CÁDIZ, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El neurocirujano Alfredo Quiñones Hinojosa, conocido como 'Doctor Q', recoge a las 13,30 horas de este martes el Premio Iberoamericano de Cirugía Cortes de Cádiz en una ceremonia abierta al público en la Casa de Iberoamérica.

En una nota, el Ayuntamiento gaditano ha recordado que el jurado le otorgó a Quiñones el referido galardón, de ámbito iberoamericano, "no sólo por su acreditada y prestigiosa trayectoria profesional, sino también por su extraordinaria historia personal".

El doctor Quiñones no pudo estar presente en la ceremonia de entrega de los Premios Cortes de Cádiz el pasado mes de marzo debido a compromisos profesionales adquiridos previamente a la concesión del premio. En esta ocasión, viajará a Cádiz para recoger ese galardón, que llega ya a su séptima edición y que está dotado con 12.000 euros.

Sobre el premiado, ha destacado que su vida personal y profesional ha sido objeto de numerosos artículos periodísticos y reportajes televisivos, tanto en su México natal como en Estados Unidos, país en el que ejerce su profesión en el Hospital Johns Hopkins en Baltimore, Maryland.

Nacido en Mexicali, con 19 años Quiñones saltó literalmente la verja que separa su país de Estados Unidos y se convirtió en un inmigrante ilegal. La Policía de la frontera le capturó y le mandó de regreso, pero él volvió a intentarlo más tarde y consiguió quedarse. No tenía dinero ni sabía hablar inglés.

Así, Quiñones llego a Fresno, California, donde trabajó durante dos años recogiendo algodón, como pintor y soldador. Vivía en una caravana con techo de contrachapado y más tarde compartió un piso de una sola habitación con cinco miembros de su familia.

Se decidió a ir a la escuela y aprender inglés para tener un mejor futuro. En 1992 recibió una beca para estudiar en la Universidad de Berkeley (California), donde estudió psicología. Quiñones hizo una tesis en neurociencias, y envió una solicitud a la Escuela de Medicina de Harvard, en la que fue aceptado.

En Harvard, además de ser reconocido por sus actividades académicas, fue distinguido por sus actividades comunitarias, ya que en numerosas ocasiones ayudó a estudiantes menos afortunados.

Durante su estancia en la prestigiosa universidad consiguió varios honores y becas en investigación y logró la ciudadanía norteamericana. Se graduó Cum Laude en 1999. Hizo su residencia y trabajo post-doctoral en la Universidad de California San Francisco. Durante este tiempo se decidió por la especialidad de neurocirugía y con ese propósito, en 2005, fue al Johns Hopkins como profesor y cirujano especializado en cáncer cerebral y tumores pituitarios.