Actualizado 09/07/2009 20:31 CET

Innova.- Grupo Magtel presenta su proyecto para instalar un parque eólico marino frente a las costas de Chipiona

CHIPIONA (CÁDIZ), 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Magtel presentó hoy el proyecto en el que participa como promotora para la instalación de un parque eólico marino frente las costas de Chipiona (Cádiz) al que han denominado 'Las cruces del mar', del que adelantaron que su potencia serán menos de 1.000 megavatios (mW) porque, aunque esta sea la potencia posible que abarca la cuadrícula, al ser una zona apta con condicionantes, será necesario reducir sus dimensiones en función de las indicaciones que el Ministerio de Industria estime necesarias.

Según señala el Grupo Magtel en su documentación, recogida por Europa Press, en la sociedad promotora se unen Administración pública, empresa privada y universidad, "aportando cada una lo mejor de sí misma para convertir a 'Las cruces del mar' en un proyecto único, equilibrado y responsable.

Así, por un lado la Universidad de Cádiz está presente como "foco investigador que aporta un grado, más especializado aún, en el sector por contar con un equipo referente en el desarrollo de nuevas tecnologías y mediciones aplicadas a las energías renovables".

Por su parte, el Grupo Magtel, con una trayectoria de 20 años de experiencia en el sector de las energías renovables, aporta su "solvencia como promotora", mientras que el Ayuntamiento de Chipiona velará por el cumplimento de las normativas en la proyección y ejecución del proyecto y por el interés y el bienestar de todos los ciudadanos a los que representa.

No obstante, indicó que 'Las cruces del mar' es un "proyecto técnicamente en estado embrionario" y señaló que actualmente se están llevando a cabo estudios que abarquen todas las áreas que exige la normativa, incluso algunos más por iniciativa del grupo promotor con el objetivo de tener mayor conocimiento de la zona si cabe.

En este sentido, Magtel señaló que las líneas que componen un estudio completo previo al diseño de un parque offshore abarcan la actividad pesquera, las aves, la navegación marítima y aérea, el patrimonio histórico y arqueológico, la geomorfología, las comunidades biológicas del fondo marino, el turismo, el paisaje, las playas, la dinámica del litoral, la estabilidad de las costas adyacentes, los espacios marinos protegidos, los dedicados a maniobras militares, las áreas reservadas por defensa y seguridad o los cables y tuberías marinas.

Según la propuesta, los aerogeneradores irían instalados a más ocho kilómetros de la costa, tal y como indica la normativa, para no afectar a sectores económicos tan importantes como el turismo en Chipiona, lo que hará que el parque sea casi inapreciable y no afecte nada a los visitantes de las playas.