El PP de Cádiz critica que el alcalde haya pasado del 'Sí se puede' al 'No sabemos'

Actualizado 15/08/2015 17:45:36 CET

CÁDIZ, 15 Ago. (EUROPA PRESS) -

El concejal del Grupo Municipal Popular de Cádiz, José Blas Fernández, ha rechazado este sábado el análisis de la deuda municipal que ha hecho el actual alcalde, José María González 'Kichi' (Por Cádiz Sí Se Puede) y ha indicado que la deuda, al igual que todas las cuentas municipales era "pública, conocida y publicada", tal y como marca la nueva legislación y, por tanto, era conocida por todos, a lo que el Ayuntamiento que "se ha llevado un año gritando 'Sí se puede', ahora ha pasado al 'No sabemos'".

A través de un comunicado, Fernández ha señalado que lo que está demostrando el alcalde es la "incapacidad y la insolvencia" del nuevo equipo de gobierno municipal para gestionar un ayuntamiento. Asimismo, el concejal popular ha indicado que el anterior gobierno popular "superó una crisis que se inició en 2008 pagando nóminas, sin un solo despido, sin un solo ERE en las contratas, y sin fallar un solo día en los pagos a todos esos trabajadores".

Además, el edil ha añadido que organizó "un Cádiz 2012 que sí consiguió poner a la ciudad en el mapa", y tiene un modelo de gestión que garantiza "la estabilidad económica del municipio".

"UNA TEORÍA QUE NI EL ALCALDE SE CREE"

Según el edil popular, la propuesta de José María González parte de una teoría que tiene un fallo de planteamiento y se pregunta si alguien en Cádiz se ha planteado que ellos no tenían previsto seguir gobernando la ciudad y qué lógica tendría dejar unas "cuentas maltrechas" en esa situación. Eso sería pensar que habían "dado la alcaldía por perdida", y eso es una teoría que "ni el alcalde se cree, de hecho no se lo puede creer nadie en Cádiz, porque entre otras cosas ganamos las elecciones".

Fernández ha afirmado que el "problema" que tiene el actual equipo de gobierno es que se han llevado un año diciendo que "podrían gestionar el ayuntamiento, que tenían un comité de expertos para que les ayudara a devolver la alegría, abrir las puertas del ayuntamiento y acabar con la situación de emergencia social, y al final han cogido de asesores a cuatro amigos del partido, ni expertos ni nada. Alguien debería explicar ahora cuáles eran esas fórmulas mágicas que tenían para llevarnos a cielo".

"RECORTES, DESPIDOS E IMPAGOS TRAS LAS GENERALES"

El concejal popular ha indicado que lo que está haciendo el alcalde es "preparar el terreno para las medidas de recortes en servicios públicos los impagos y las medidas más radicales que tomarán tras las elecciones generales", porque la consigna que tienen "es aguantar hasta que Pablo Iglesias sea presidente del Gobierno en diciembre, y luego se verá la verdadera cara de este partido", a lo que ha añadido que "entonces comenzarían los impagos, el abandono de los servicios públicos y los despidos en las empresas municipales".

"El alcalde no puede engañar a los gaditanos, la ciudad ha visto como se ha gestionado el ayuntamiento en estos años, y en los últimos ocho con una severa crisis que ha afectado a toda España", ha indicado Fernández, a lo que ha añadido que ellos "no han fallado ni en los servicios públicos, ni en los pagos de las nóminas ni, sobre todo, en políticas sociales", donde pusieron "recursos sin límites".

El edil también ha señalado que "eso sí, sin hacernos fotos en las puertas de los desahucios ni publicitar a los niños que comían en los campamentos de verano".

DIFERENCIAS DE CRITERIO PARA UNA DEUDA CONOCIDA

José Blas Fernández también ha llamado la atención sobre la "hipocresía" de un alcalde que manda una carta al Gobierno griego diciéndole que "la deuda es más que legítima y que tienen todo el derecho a tenerla y a no pagarla", mientras que la deuda de su ciudad, que "ha servido para que Cádiz no dejará de avanzar le parece una monstruosidad", ha apuntado el edil popular.

El que fuera responsable de Hacienda en los últimos gobiernos municipales también ha dado algunos datos sobre la deuda "para ver si este equipo de gobierno se entera de algo sin tener que encargar un informe, y puede empezar a trabajar".

"De los 270 millones de euros de deuda, 70 corresponden a deuda corriente", según ha explicado el edil, que ha precisado que
el Ayuntamiento los debe pero al Ayuntamiento también le deben esa cantidad en pago de impuestos, tanto las administraciones como los ciudadanos".

De los otros 200 millones de euros, "91 son del plan de pago a proveedores que aprobó el Gobierno y que ha servido para salvar a cientos de empresas gaditanas, que es una deuda común a todas las administraciones que no podían pagar --por la reducción de los ingresos del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero-- a los proveedores", ha declarado Fernández.

De los 110 millones de euros restantes, 100 millones "ya estaban como deuda en las arcas que dejó el PSOE", pero la diferencia es que ahora, esos 110 millones de euros corresponden a "una deuda productiva, que ha servido para muchas cosas, desde pagar el soterramiento o los terrenos ociosos de astilleros, hasta para construir un buen número de los equipamientos sociales, culturales y deportivos que esta ciudad no tenía", según ha explicado el edil del Partido Popular.

"MÁS TRABAJO Y SERIEDAD"

Además, Fernández le ha pedido al alcalde "más trabajo, más seriedad, que de verdad se asesoren por expertos y que no intenten engañar a los gaditanos con lo de la herencia recibida" porque nadie de su equipo de gobierno tuvo la "intención de dejarle el gobierno a nadie".

Para concluir, el edil popular ha advertido de que "si antes de mayo eran tan buenos gestionando y solucionando ahora tienen la oportunidad de demostrarlo", añadiendo que a ellos no les "llovía el dinero del cielo" y que todo lo conseguido ha sido a base de "mucho esfuerzo, mucha gestión y mucho trabajo, y si no saben hacerlo que lo digan ya también".

Para leer más