Publicado 15/06/2020 16:31:54 +02:00CET

Alcaldes fronterizos de Huelva esperan "con interés" la reapertura con Portugal debido al importante impacto económico

Controles en la frontera con Portugal en el puente internacional del Guadiana (Ayamonte) (Foto de archivo).
Controles en la frontera con Portugal en el puente internacional del Guadiana (Ayamonte) (Foto de archivo). - A. PÉREZ - Archivo

HUELVA, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los alcaldes de Ayamonte y Sanlúcar del Guadiana (Huelva), localidades fronterizas con Portugal, han asegurado este lunes que esperan "con gran interés" la reapertura de la frontera debido al importante impacto económico que tiene las relaciones entre ambos países.

Así, la alcaldesa de Ayamonte, Natalia Santos (PSOE), y el alcalde de Sanlúcar del Guadiana (Huelva), José María Pérez (PP), se han referido al hecho de que la frontera con Portugal, --a petición del país vecino--, no se vaya a abrir hasta el 1 de julio, pese a que España "levantará los controles fronterizos con todos los Estados miembros de la Unión Europea el próximo 21 de junio", coincidiendo con el fin del estado de alarma. Así, el primer edil

En declaraciones a Europa Press, Pérez ha lamentado que se reabra la frontera con Portugal más tarde, lo que supone "un problema" debido a las intensas relaciones comerciales y sociales que se dan en Sanlúcar del Guadiana con los municipios portugueses, sobre todo con Alcoutim.

"Supone un problema porque tenemos muchas relaciones con ellos y el pueblo depende mucho de la gente que viene a la tirolina transfronteriza", por ejemplo, ha precisado el alcalde, que ha recordado que los negocios de los municipios lusos también se han visto afectados por el cierre de fronteras.

Asimismo, Pérez ha señalado que, normalmente, en la temporada estival organizan actos culturales y de diversa índole con Alcoutim, pero este año su alcalde se ha mostrado "reacio" a organizar por el momento eventos de este tipo por el Covid-19, pero siguen en conversaciones, como ha remarcado.

En esta misma línea, ha incidido en el fuerte impacto que tiene la tirolina transfronteriza en la economía local, de manera que la empresa que la gestiona quiere ir ya a trabajar en la zona portuguesa para tener todo a punto para el día 1.

En concreto, ha remarcado que esta tirolina es un buen reclamo con un gran impacto en la economía local ya que, de media, un día entre semana acuden unas 60 personas que después consumen en el pueblo. Por ello, ha lamentado que el cierre de fronteras se haya producido en plena primavera, época de mucho movimiento en Sanlúcar del Guadiana, al igual que el verano.

Por su parte, la alcaldesa de Ayamonte, Natalia Santos, ha indicado que Portugal es una de las principales vías de acceso del turismo a España desde el aeropuerto de Faro, por lo que este cierre de fronteras está dañando "de manera importante" la economía de la localidad, ya que los comercios y la hostelería del municipio tienen en el cliente portugués "una parte importante de sus ingresos".

Por ello, ha remarcado que esperan "con gran interés" la reapertura de las movilidad con el país luso, dado que será "beneficiosa para ambas partes" porque "supondrá un importante impulso para el sector turístico de la zona y, por ende, para la economía local".

De esta manera, Santos ha puntualizado que el turismo y el comercio son las principales fuentes de ingresos de Ayamonte, por lo que considera de "vital importancia" la reapertura, pero ha remarcado que "siempre con la mayor precaución con el fin de seguir trabajando para evitar posibles rebrotes".

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    Desarticulan en Granada una importante organización de exportación de marihuana con 75 detenidos

  2. 2

    Paz Padilla sufre una nueva pérdida tres semanas después de la muerte de su marido

  3. 3

    El PP suspende de militancia a los dos detenidos por torturar hasta la muerte a un gato en Manacor

  4. 4

    Jim Parsons explica la verdadera y triste razón por la que dejó The Big Bang Theory

  5. 5

    La Xunta de Galicia plantea prohibir fumar al caminar por la calle o en terrazas si no hay distancia de seguridad