Publicado 18/04/2020 18:35CET

El sector de los frutos rojos reparte otra tonelada de fresas entre centros sociales y hospitales de Andalucía

Donación de fresas de Grufesa
Donación de fresas de Grufesa - INTERFRESA

HUELVA, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las empresas productoras y comercializadoras del sector de los frutos rojos de Huelva, al amparo de la iniciativa de Interfresa, ha repartido otra tonelada solidaria de fresas entre centros sociales y hospitales de Andalucía.

Según concreta Interfresa en una nota de prensa, en Huelva capital tres entidades han recibido 300 kilos de fresas de Cuna de Platero en una operación que ha contado con la colaboración de la Fundación Caja Rural del Sur, mientras que Grufesa ha cargado un camión destinado a centros sanitarios en colaboración con el Servicio Andaluz de Salud (SAS).

Esta semana, los hospitales gaditanos como el de Jerez de la Frontera han sido los receptores de las fresas de primera calidad donadas por Grufesa. El jueves por la tarde, gracias a la colaboración que Interfresa y la Consejería de Salud y Familias mantienen para dar soporte a esta acción, un camión de Mediterránea, empresa responsable de los servicios de restauración en los centros beneficiarios de la iniciativa, se trasladó hasta la sede de Grufesa para recoger más de 500 kilos de fresas que a las pocas horas ya disfrutaban tanto los pacientes como los sanitarios de varios centros hospitalarios.

Por otro lado, el viernes, Interfresa y la Fundación Caja Rural del Sur llevaron hasta Sevilla unos 300 kilos de fresas donadas por Cuna de Platero, destinadas a comedores sociales y residencias de ancianos como los que gestionan las comunidades de Santa Rosalía o las Hijas de la Caridad, así como a los menús familiares que entidades como la Hermandad de la Cena distribuyen a diario entre aquellas personas que lo necesitan.

Todos ellos han agradecido la ayuda recibida por Interfresa, la Fundación Caja Rural del Sur y Cuna de Platero, cuyas fresas, según explicaron las religiosas al gerente de la interprofesional, Pedro Marín, son las primeras que han probado en su vida algunos de los beneficiarios de estos centros.

Para leer más