Actualizado 15/07/2020 9:04:59 +00:00 CET

Dos detenidos en Málaga por contactar a través de una aplicación móvil con una menor de 10 años con fines sexuales

Delitos telemáticos
Delitos telemáticos - GUARDIA CIVIL

MÁLAGA, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil, en el marco de la operación 'Albur 20', ha detenido a dos personas que han sido acusadas de un delito contra la libertad e indemnidad sexual de una menor de 10 años, que fue contactada por los arrestados con fines sexuales a través de una aplicación móvil.

La investigación se inició el pasado mes de febrero tras tener conocimiento los agentes de que una menor, de 10 años, había sido contactada por dos adultos con fines sexuales mediante una aplicación móvil, conducta conocida como 'Child Grooming'.

La menor, después de instalarse una aplicación de móvil, comenzó a tener mensajes de los detenidos que, tras ganarse su confianza y conociendo la edad de su víctima, le enviaban fotos y videos de ellos desnudos y le solicitaron a la niña fotos de ella desnuda, llegando incluso a amenazarla con difundirlas si no les enviaba nuevas fotografías.

La menor, al sentirse coaccionada e intimidad por la situación, llegó a bloquear a los usuarios que la amenazaban, según ha informado la Guardia Civil en un comunicado.

Tras una compleja investigación, han sido localizados y detenidos los autores de los hechos, realizándose registros en varios domicilios de las comunidades autónomas de Andalucía, Navarra y Aragón siendo incautados teléfonos y material informático pendiente de estudio.

Contador

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    Rocío Flores, feliz en su lugar más especial con su hermano David Flores y su novio, Manuel Bedmar

  2. 2

    Miguel Bosé sigue su cruzada contra la vacuna del coronavirus: "NOS QUIEREN MATAR!!"

  3. 3

    Defensa prepara una mejora de los sueldos de militares, pero lejos de las aspiraciones de las asociaciones

  4. 4

    Antonio Banderas, positivo en Covid-19, pospone la celebración de su 60 cumpleaños

  5. 5

    Garzón discrepa de Sánchez: el problema de Juan Carlos I es la institución, más que la persona