Sindicatos ven necesario un centro sanitario en la zona este de Málaga capital además del hospital anunciado por Junta

Publicado 21/02/2018 15:01:41CET
Terreno Noria
DIPUTACIÓN DE MÁLAGA

MÁLAGA, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato Médico de Málaga (SMM), CSIF, UGT y CCOO han valorado el compromiso de la Consejería de Salud para la construcción de un nuevo hospital en la capital, de 800 camas y en el horizonte de 2024, aunque han considerado necesaria también una infraestructura sanitaria en la zona este de la ciudad, sea o no un Centro Hospitalario de Alta Resolución (Chare).

En este sentido, el presidente del SMM, Antonio Martín, ha manifestado que ve "necesaria, por supuesto, la creación de un Chare en la zona este, ya que la situación sanitaria es deficitaria en todos los aspectos y el hospital que anuncia la Junta de Andalucía no los solventa todos".

El secretario de Salud de UGT, Ramón Sánchez, también ha detallado que no están "de acuerdo con el planteamiento realizado por la Junta en cuanto a que no hace falta un centro con mayores recursos en la zona este". "Si hay un infarto en Moclinejo hay más de 30 minutos al hospital de referencia, ahí hay un vació", ha explicado.

A pesar de ello, ha reconocido que "entendemos que todo no se puede hacer en el mismo momento, pero sí es un tema que reivindicamos: la necesidad de una nueva estructura en la zona este", ha detallado a Europa Press Sánchez.

Por su parte, el secretario general del Sindicato Sociosanitario CCOO Málaga, Rafael González, ha añadido un "pero" al anuncio de la consejera de Salud, Marina Álvarez, basado en que no se ha definido qué proyecto tendrá la zona este.

Lo que solicitan desde Comisiones Obreras en dicha zona de la capital es "una infraestructura nueva de asistencia especializada con consultas externas, urgencias y pruebas diagnósticas", es decir, "algo más que un Centro de Alta Resolución de Especialidades (CARE) y menos que un Chare", ya que "el CARE tiene consultas externas y pruebas diagnósticas, y el Chare tiene especialización".

"Lo que nosotros pensamos, en una primera fase, que es necesario es unir urgencias a consultas externas y pruebas externas, por eso no sería un chare, porque no habría especialización, aunque no lo descartamos para un futuro", ha detallado a Europa Press.

En cambio, el delegado de Sanidad de CSIF, Francisco Mostazo, aunque ve que "la zona este se quedaría muy lejos" del hospital anunciado, únicamente ve "necesario un Chare si finalmente la ubicación es la que ha anunciado la Consejería de Salud --los terrenos del centro de innovación social La Noria--".

Así, ha señalado que "si ubicas un Chare en la zona este, estás dejando a las demás zonas sin Chare". Por este motivo, lo que proponen desde CSIF es "proveer a la atención primaria de servicios de radiodiagnósticos: si en todos los centros de salud se pudieran hacer radiografías y otra serie de técnicas los Chare ya no serían necesarios", ha argumentado Mostazo.

DESCONFIANZA ANTE LOS PLAZOS MARCADOS

Por otra parte, el presidente del Sindicato Médico de Málaga ha indicado a Europa Press que aunque se alegra "mucho que se vuelva a prometer, otra vez, un hospital para Málaga, tengo desconfianza máxima en la Junta y, sobre todo, en la Consejería de Salud, pues desde 2007 está prometiendo uno tras otro".

En la misma línea, ha apuntado que los "plazos me parecen incumplibles porque si para un concurso de traslado han tardado casi el mismo tiempo, imagínate para un hospital de esta envergadura". Por ello, ha insistido en que "no creo que en esos plazos --seis años-- se pueda cumplir".

Así, ha establecido que, como mínimo, van a tardar diez años. "El miedo y la preocupación que yo tengo como malagueño es qué va a pasar mientras tanto, porque la situación es caótica", ha lamentado, y ha esperado equivocarse al respecto aunque "por desgracia no es la norma del Servicio Andaluz de Salud (SAS) ni de la Junta con Málaga".

En este sentido, desde CSIF han apuntado que "si las urgencias del Hospital Regional, que se estableció en 2014 y su remodelación todavía no se ha licitado la segunda parte de la obra a fecha de 2018, vemos difícil que en 2024 esté listo el hospital" anunciado por la Consejería.

"El problema es que si no somos capaces de hacer una reforma en Carlos Haya, ¿cómo vamos a ser capaces de hacer un tercer hospital?", se ha cuestionado Mostazo. Además, ha considerado que se están perdiendo dos año: "si vamos a empezar en el 2019 y estamos a principios de 2018, ya se podría empezar a hacer cosas, a licitar terrenos y demás, en definitiva, a ganarle tiempo al tiempo", ha criticado el delegado de Sanidad de CSIF.

En contraposición, desde UGT sí ven "factible los plazos", siempre que "no haya problemas en los presupuestos y con constructoras". Aunque, ha añadido que "también es cierto que conociendo lo anquilosada que es la administración, lo ponemos en reserva, pero factible sí es". "Si la Junta se compromete y no hay otro tipo de problema, no entendemos que sea un engaño ni una huida hacia adelante", ha asegurado.

Para el secretario general del Sindicato Sociosanitario de CCOO Málafa "el problema es mas de plazos que de dinero, si hay dinero los plazos se van a cumplir, pero si la financiación no está resuelta probablemente pase lo que nos ha pasado con el metro y con tantos problemas en Málaga". Así, ha incidido en que "si hay financiación, hay plazos aceptables".

"HACEN FALTA 2.000 TRABAJADORES"

Por su parte, desde CSIF han indicado que el "principal problema" que se cuestionan, además del cumplimiento de los plazos, es que "no sabemos el personal de dónde va a salir" porque "si se va a mantener el Hospital Regional con uso hospitalario y el Civil como centro de investigación entendemos que se mantiene el personal y haría falta la misma dotación que tiene el Regional, es decir, en torno a 3.000 trabajadores, en el nuevo hospital".

Así, ha planteado que "si el Hospital Civil se mantiene como centro de investigación, ahí hay pocos servicios y pocas camas y quizá no haría falta sanitarios asistenciales, por lo que ese personal igual se podría trasladar al nuevo hospital, pero seguirían haciendo falta 2.000 trabajadores de todas las especialidades", han recalcado.

En este punto, Francisco Mostazo ha explicado que "el tercer hospital es totalmente necesario", añadiendo que las 800 camas son bienvenidas siempre que sumen y no sustituyan a las anteriores". Además, ha añadido que esas camas que establece la Junta para 2024 no sabemos si van a ser un desfase o si van a hacer falta más". "Son seis años en los que va evolucionando la salud y en los que se puede necesitar más camas y de otro tipo", ha destacado Mostazo.

PROPUESTAS

Por otro lado, aunque los plazos sean o no factibles para los distintos sindicatos, han realizado algunas propuestas para paliar los problemas de la sanidad malagueña hasta que el tercer hospital sea una realidad.

Desde CCOO han indicado tres: tener todas las camas y recursos sanitarios disponibles; el aumento del personal y, por tanto, la actividad asistencial; y concertar con la sanidad privada "para aminorar las listas de espera".

Por su parte, UGT ve necesario "optimizar los recursos que tenemos en la sanidad pública, mantener e incrementar la plantilla, y reducir las listas de espera", aunque "no en el sentido de hacer un consorcio a largo plazo con hospitales privados y alquilar camas, sino jugar con los conciertos para ir solventando estos problemas", ha aclarado Ramón Sánchez.

Aún así, el secretario de Salud de UGT ha aplaudido que "la Consejería retome las intervenciones en infraestructuras sanitarias en Málaga, que han sido nulas durante muchos años, y más cuando se planteaba que esta nueva puesta en marcha podría tardar de diez a 15 años".

Por su parte, desde CSIF han insistido en "dotar la atención primaria de servicios de radiodiagnósticos para evitar los Chare". Una cuestión que también desde el SMM han reivindicado en cuanto a "aumentar los recursos prometidos en la atención primaria, algo que todavía no se ha puesto sobre la mesa".

Para leer más