Publicado 29/07/2020 13:11:54 +02:00CET

El Consejo Audiovisual de Andalucía elabora un decálogo de recomendaciones para detectar bulos y noticias falsas

Campaña del Consejo Audiovisual de Andalucía contra los bulos
Campaña del Consejo Audiovisual de Andalucía contra los bulos - CONSEJO AUDIOVISUAL

El documento busca ayudar a adultos con menores a su cargo, ya sean padres o educadores, a afrontar la desinformación y la manipulación

SEVILLA, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA) ha elaborado un decálogo de recomendaciones para frenar la cada vez más extendida difusión de 'fake news'. El objetivo es apoyar a padres y educadores a la hora de afrontar esta problemática con los menores, dotándolos de las herramientas necesarias para detectar bulos o noticias falsas.

Con la difusión de estos consejos y advertencias en redes sociales, el CAA pone en marcha una nueva iniciativa, enmarcada dentro de su labor de alfabetización mediática, que tendrá continuidad este otoño con una campaña en televisión a través de pequeños anuncios y con la colaboración de prestadores audiovisuales de la comunidad autónoma.

Según informa el propio Consejo en un comunicado, esta iniciativa continúa con su tarea de velar por la protección del menor en el entorno digital y, en este caso, los esfuerzos se centran en evitar la desinformación y la manipulación. Para ello es necesario actuar con sentido crítico y enseñar a los jóvenes que no todo lo que se publica en la red es cierto.

En este sentido, las recomendaciones inciden especialmente en la necesidad de educar a los más jóvenes y desarrollar en ellos una mirada crítica y reflexiva, capaz de afrontar los muchos riesgos que existen en la red y para hacer de ella un complemento beneficioso pero sin caer en la manipulación y la desinformación.

Se aconseja igualmente evitar las prisas, para favorecer un análisis más detenido y amplio que ayude a dilucidar qué es real y qué no en la red, y fomentar el razonamiento de niños y adolescentes con el objetivo de animarles a que sean más críticos con lo que comparten y a buscar contenidos positivos de calidad en Internet.

El CAA recuerda que detrás de cada noticia falsa suele haber intereses económicos, políticos o comerciales que, en última instancia, buscan manipular al receptor y crear en él una imagen distorsionada de la realidad. En ocasiones, incluso, el envío masivo de un mismo bulo puede hacernos tomar decisiones erradas o dar por válidas informaciones que en absoluto lo son.

También subraya que Internet ha cambiado las reglas de juego, también para el periodismo, que ha tenido que adecuarse a un nuevo contexto donde prima la instantaneidad. Sin embargo, el primer consejo de este decálogo es, precisamente, el de concienciar a los menores del trabajo que requiere elaborar un buen reportaje o una noticia contrastada, y se recomienda desconfiar de las 'noticias bomba' y preguntarse si estamos ante un bulo.

INVESTIGAR LA FUENTE

El remitente de la supuesta información puede poner también en aviso ante un posible bulo. De este modo, el CAA recomienda investigar la fuente de la noticia y poner atención en la persona, organización o entidad que remite la historia, analizando si se trata o no de un emisor desconocido, comprobando que sea una fuente con buena reputación por su rigor y veracidad y contrastando lo leído con otras publicaciones.

La propia dirección URL, que se debe igualmente revisar, puede confirmar o no la autenticidad de un determinado sitio web. Son habituales cambios de nomenclatura casi imperceptibles, como por ejemplo 'facebok' o 'twiiter', en lugar de facebook y twitter, por lo que analizar el enlace y comprobar también si empieza por `https*, incluyendo la letra 's', es crucial.

Los elementos formales que componen la noticia pueden, de la misma manera, dejar entrever que nos encontramos ante una noticia falsa, por lo que hay que comprobar el formato. Las imágenes de dudoso cuidado o un texto mal redactado suelen ser indicios de que, efectivamente, se trata de un bulo, aunque la manipulación puede ser más sutil. Es habitual, por ejemplo, difundir noticias reales, pero absolutamente descontextualizadas y de fechas pretéritas, por lo que hay que prestar atención también a las fechas.

Aplicar el sentido común y actuar como fuera del entorno online (off-line vs on-line) es necesario y bastaría para evitar, por ejemplo, técnicas tales como el 'clickbait'. Titulares sensacionalistas o supuestos sorteos buscan solo y exclusivamente el acceso a un enlace carente de contenido y, en ocasiones, malicioso para nuestros dispositivos. Aquella información que cuesta creer que sea cierta fuera de la red, hay que ponerla en duda también al verla publicada en internet. Ante la duda, no hacer clic.

El CAA subraya que Internet es ya parte de nuestra rutina y, como tal, se debe navegar con respeto y educación por la red. El ciberacoso es uno de los grandes temas a solucionar, sobre todo entre los jóvenes. No se debe emitir contenidos que atenten contra la integridad de los demás y tampoco compartirlos, puesto que todos, a fin de cuentas, forman parte de esa difusión. Hay que pensar antes de compartir y no se deben reenviar mensajes en cadena de tipo alarmista, especialmente aquellos que contengan enlaces a sitios web o a descargas de apps que se desconocen.

Contador