Detenido en Salobreña tras intentar atracar un bar donde lo echaron arrojándole aceite hirviendo

Agente de la Guardia Civil
EUROPA PRESS
Actualizado 08/01/2018 15:14:22 CET

SALOBREÑA (GRANADA), 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha detenido en Salobreña a un conocido delincuente de esta localidad granadina, de 43 años, que intentó atracar sin éxito, armado con un cuchillo de cocina, en un establecimiento hostelero, donde su propietaria lo ahuyentó echándole encima una sartén con aceite hirviendo, y, posteriormente, en una farmacia.

Con numerosos antecedentes policiales, podría ser autor de la presunta comisión de sendos delitos de robo con violencia e intimidación en grado de tentativa, ha informado la Guardia Civil en una nota de prensa.

El primer intento de robo ocurrió sobre las 17,30 horas del pasado 31 de diciembre en un establecimiento de hostelería. El ahora detenido entró en el bar ocultando su rostro con una bolsa de plástico de color amarillo de un conocido supermercado a la que le había hecho dos agujeros a la altura de los ojos para poder ver, enseñando la punta de un cuchillo de cocina que ocultaba en el interior de la manga derecha, y exigiendo la recaudación de la caja.

Los empleados se refugiaron en la cocina y detrás de ellos se coló el supuesto atracador, que "sacó completamente el cuchillo de la manga y les exigió el dinero, amenazando con matarlos". En un descuido, la propietaria del establecimiento cogió una sartén con aceite caliente y se la arrojó encima. El detenido reaccionó soltando una bolsa que llevaba en la otra mano, donde ocultaba un martillo, y huyó rápidamente.

Tres cuartos de hora después, el ahora detenido irrumpía en una farmacia cercana armado con el mismo cuchillo de grandes dimensiones y exigiendo la recaudación de la caja, a la vez que intentaba entrar en la rebotica. Cuando el propietario de la farmacia y un empleado le impidieron el paso, abandonó el establecimiento sin botín alguno.

Cuando una patrulla de la Guardia Civil estaba recabando datos del supuesto atracador en el primer establecimiento, los agentes supieron que dicho individuo acababa de intentar atracar en una farmacia cercana. Rápidamente se dirigieron hasta allí, supieron que se trataba del mismo hombre e hicieron una batida por las calles cercanas hasta que lo localizaron y detuvieron.

En el momento de la detención de este individuo la Guardia Civil le intervino el cuchillo que había esgrimido poco antes en los intentos de atraco y una cazadora manchada de aceite que los testigos han asegurado que era la misma que vestía cuando irrumpió en los establecimientos.